Categories
Miradas

¿Quién dijo que todo era lindo?

Tiempo atrás hablé acerca de ser el malo de la película. En esa ocasión el objetivo de mi reunión se salvó por medio de un período a prueba: justicia natural, necesidad de dar otra oportunidad, bla, bla, bla… Ayer venció el tiempo a prueba con el resultado pronosticado; falta de progreso, falla, tiempo perdido.

Tu candidatura ha sido cancelada, tu visa será revocada, gusto de conocerte, hasta la vista baby (como un Terminator cualquiera). Es terriblemente difícil decirle a alguien que no es suficientemente bueno. Disculpa, pero en este momento voy a destrozar tu sueño de los últimos años. Lo siento, pero no es bueno que te identifiques con lo que haces, no eres un fracaso como persona, sólo un doctorado que no resultó. Es por mejor.

Un colega me dijo ‘así que has tenido un día difícil’ y mi respuesta ‘sí, pero ni la mitad de difícil que el día de X (el estudiante cancelado)’. Hay gente que es contratada como managers y su primera tarea es despedir 2000 empleados. ¿Cómo lo pueden hacer? Quizás es la seguridad de los grandes números; matar una persona es difícil, limpieza étnica tipo holocausto es más fácil (no son personas, es una masa). Quizás debería echar un ciento de estudiantes. Es por mejor.

*El título corresponde a una obra de teatro en mi época de colegio secundario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *