Categories
Miradas

Definitivamente el proceso no es estacionario

Después de años de entrenamiento en la central de alta tecnología de Tren de Carga, nuestro enviado especial se ha lanzado a la vida ferroviaria. Los milagros de la tecnología—microchips implantados en todo su cuerpo—nos permiten seguir su estela en el hemisferio norte.

Facebook, Twitter, WordPress nos recuerdan que nuestro enviado especial, comando boina verde ferroviario, está en la estación apropiada. O está mirando el desplazamiento horizontal del paisaje. O respirando flores de otros países que pasan volando por su ventana. O estancado en un compartimiento con extraños que insisten en meter conversación. O está confirmando la anisotropía espacial a lo largo del continente.

Definitivamente el proceso no es estacionario.

Después de años de entrenamiento en la central de alta tecnología de Tren de Carga, aún no hemos podido eliminar la nostalgia de la familia lejana, o del pájaro muerto en el andén de la estación, o de mirar esa conjunción de luces que nunca más será repetida exactamente. Esa es precisamente la mayor ventaja del entrenamiento provisto en la central de alta tecnología de Tren de Carga: comandos que no han perdido su humanidad.

Enviamos saludos fraternos a nuestro enviado especial se ha lanzado a la vida ferroviaria. Le deseamos éxito en su misión de entender la variedad espacial del paisaje a escala gigantesca; también le deseamos éxito en su regreso largo y extemporáneo al sur del espacio anisotrópico.

Buen viaje.

1 reply on “Definitivamente el proceso no es estacionario”

Bueeeeeeeeeeeeno, muy bueeeno!

Definitivamente, nos enseñaron de todo, menos a dejar de absorver la luz de otros horizontes. Algo que tampoco cargaron en el anillo del Capitán Beto….

Desde la estación en Toronto,

Un abrazo anisotrópico para ti.

M.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *