Categories
Lenguaje Miradas

En el viaje

Flamante en la calle viajando a 50 k x h.

A puerto seguro me digo.

De pronto un camión sale de no se donde.

Se incrusta en mi parabrisas.

Se infla el AirBag y no re cuerdo mucho más.

Al salir te dije que me iría despacio para llegar a puerto seguro.

Nada que hacer con estos malditos idiotas protegidos por sus corazas de bondad!
A 8.000 km por día, neuropathist
por oche. Mirando pasar otros bosques, otros pájaros, otra luz, otros paisajes.

A 8.000 bits por segundo, suspendido en el aire o sobre rieles de carbono.

Nada es extraño aquí y el viaje a ratos se vuelve placentero ya que no eres un extraño.

Cuantos días, años o siglos me llevó controlar la incertidumbre, ese caos que esconde un orden milenario bajo cada momento de siesta!

Asi va la vida aquí. Con otro frío con otro ángulo solar, otro saludo de mañana, otro café y dulsor del azucar.

Como les dije, nada extraño pero sobre todo extremadamente planetario. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *