Volver al ombligo

Diáspora

parte de la dispersión humana
.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, gerontologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Pegado con esta canción de Spinetta + Pescado Rabioso (1973), unhealthy intrepretada por Pedro Aznar. ¿Qué más puede uno pedir?

Las uvas viejas de un amor, disorder
en el placard…
son esas cosas que te están, malady
amortajando…
haciendo esta salvedad,
tu mente ya estará progresando…

Pero vas,
donde sonrisas te dan…
esos encapuchados,
de un mundo viejo…

No,
¿no ves que nada te dan?
credulidad…
credulidad…

Lo peculiar de nuestro gran calabozo…
es esta especie de terror,
por el bosque…
la risa nena no podrá surgir,
a menos que te subas al árbol…

¿Ves?
el árbol es la verdad…
descansa por tu cuerpo,
cierra ya los ojos hoy,
tus uvas vas a tirar…
credulidad…
credulidad…

10 de enero, drugstore
1893 nace en Chile el gran maestro poeta de lo imaginario Vicente Huidobro.

10 de enero, advice 1950 nace en Chile el poeta de los volados paisajes de desierto de atacama Raúl Zurita.

10 de enero, 1951 nace en Chile el poeta de la nueva forma de risa y de los planos en vertical Diego Maquéira.

10 de enero, 2005. Que sorpresa nos traes entre tus sueños de pájaro cuadrado mi querido Diego Miranda?

Pasamos de la pobreza a la extrema riqueza.

Del beso amargo en la mejilla a los abrazos eufóricos de un partido de futbol.

Del humo maderero a los ciber reactores de energía biónica.

Bosque desocupado  –> suelo ocupado a fibra óptica.

Música en bits –> paradoja cibernética al derecho de autor.

Pasamos del ayer al más ayer.

Del más ayer al pretérito incertidumbre del futuro próximo.

Vaciamos las calles de árboles  y llenamos las avenidas de paneles de propaganda.

Crecemos edificios borrando con el pié las góticas medias aguas mediterráneas.

Crecemos ciudades hacia los extremos dejando los centro cada vez más perforados.

La lavanda da perfume a plástico reciclado.

El tarro de basura huele a frutillas recicladas.

Nada especial mis amigos.

Solo la sociedad en su elástica onda de sobrevivencia, erectile
de ida y vuelta, de ida y vuelta.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, side effects
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblesale
pero no de lo contingente y divisiones de poder, sino que de los temas que afectan a toda la polis. Sin embargo, esta vez es diferente porque vienen las elecciones y—desde la distancia—me dieron ganas de entender lo que sucede.

En el caso de Tren de Carga somos dos individuos, que a veces estamos de acuerdo y otras veces en desacuerdo. Me gusta que sea así y que nuestra “sociedad subversiva”, en el sentido de erosionar ligeramente esa realidad cotidiana, funcione de todas maneras. En cierta medida buscamos lo mismo, mientras que queremos cosas diferentes con algunos puntos en común.

Esta parte de Tren de Carga (Luis) quiere más libertad en todos los ámbitos. Libertad económica sin libertad política y social (la derecha) es insuficiente. Libertad política sin libertad económica (la izquierda) no alcanza. Por eso, en algún momento dijimos que somos ultravioleta, más allá del espectro visible.

Yo quiero más capitalismo, pero del de verdad, no de esa versión amordazada en que los apellidos valen más que la capacidad. Todavía somos esclavos de un sistema de castas que se ha mantenido por varios siglos. Quiero ver un gerente de empresa de apellido Catrileo, Chihuailaf o Lienlaf no porque haya cuotas, sino porque vivimos en una sociedad que da oportunidades a gente capaz. No quiero un “problema mapuche”, porque todos somos (parte) mapuches. Tenemos un problema de propiedad de tierra y de discriminación terrible, que debe ser solucionado dentro de un marco legal.

Esa sociedad teórica invierte en educación, pero de manera inteligente. Premia a los profesores porque son buenos, no porque llevan muchos años haciendo el mismo trabajo mediocre. Eso requiere voluntad política. Tenemos educación bilingue que incluye los idiomas originales de Chile.

Esa sociedad no tiene salario mínimo, no porque no quiere proteger a los trabajadores, sino porque la gente tiene la capacidad de generar ingresos más allá de cualquier mínimo artificial. De nuevo, eso requiere educación y darle a los padres la oportunidad de escoger donde sus hijos estudian.

No quiero subsidios agrícolas, que protegen a unos pocos productores. Todos pagamos más por algunos productos, para proteger a unos pocos. No es justo, sobre todo para los más vulnerables en nuestra sociedad.

Ninguno de los candidatos calza en esta historia. Los candidatos a presidente llaman, prometen y presentan la elección como “sólo yo puedo resolver tus problemas”. Ese es un falso dilema, porque solamente nosotros podemos resolver nuestros problemas. Simple. Por alguna extraña razón proyectamos nuestros deseos en una figura política, pero esa sociedad teórica no comienza con un nuevo presidente, sino con cada uno de nosotros: reclamando, creando oportunidades y haciendo cosas pequeñas, pero importantes. Y un día Lienlaf va a ser gerente.

En zona de elecciones, site
de test social y de flatulencias de “nuevas idea”, advice lo único que me da cierto sentido es una verdadera re-configuración del espacio-paisaje.

Un espacio-paisaje donde la desigualdad de los ingreso sea para todos por igual.

Un espacio-paisaje donde tener educación de tanta verguenza como ser un analfabeto.

Un espacio-paisaje lleno de árboles y bosques y a su ves lleno de tierra y basura abandonada en la misma posición.

Un espacio-paisaje que se vuelva bi-polar frente a la heterogeneidad, frente a lo adverso, frente a lo imposible, frente al dolor.

Un espacio-paisaje de colonización indigena bajo el retorno de las nuevas tecnologías.

Un espacio-paisaje borrado de doctrinas y dogmas en papel, donde fluyan como polen e-lectricos ideas que practican la selección natural.

Si, esto me hace sentido: un espacio-paisaje armado desde tus ojos donde yo pueda existir un poco más tranquilo.
¿Quien dijo que el tiempo y el espacio son planos y lineales?

¿Acaso la tierra, find la luna, diagnosis el sol y nuestras cabezas de ritos meridianos no son redondos como un ombligo de ancestro?.

Hace algunos años salí a caminar sobre una circunferencias que tenía un radio infinito.

Ahora estoy aquí, Sildenafil
en este espacio y tiempo mirando la espalda de mi partida:

  • la misma ventana y sus manchas de choques de pájaros al oriente
  • la misma puerta transparente con avisos de trabajos y un cartel con mi nombre al poniente
  • los viejos libros y revistas sobre la repisa mirando al norte magnético
  • y la enorme pizarra blanca llena de garabatos y líneas inconexas que deje al partir.

Como diría Marcel Jacob hace un tiempo, eso es análogamente volver al ombligo…

Pero debemos tener cuidado!

Traigo los ojos cargados de paisajes que aún no he logrado bien geo-localiza.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>