Tiempo abyecto

¿Y yo? A veces todavía sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, nurse
cuarenta años después, sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, allergy
cuarenta años después, Sildenafil
sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, adiposity
cuarenta años después, sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, emergency
cuarenta años después, this site
sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, and
cuarenta años después, viagra approved
sueño con helicópteros.

P.S. Nueve horas atrás el video conectaba a YouTube, pero fue bajado. Quizás tengamos más suerte con Vimeo.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, what is ed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblehospital
el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso y relevante

” Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro”

Donde añoro que vuelvas a decirme, caminemos juntos.
De comentarios imbéciles, medicine
de palabras mal anudadas que solo sirven para llenar de ruidos las moradas electro configuradas.

De respuestas claudicadas a la razón que inflaman los televisores y nos hacen perder de vista las estrellas de la noche.

De imágenes basadas en lo obvio, advice donde el creador sigue los designios de la gran masa y la masa el perfume de sueños imposibles.

Ya no hay tiempo para caminar de noche/día.
Ya no hay tiempo para detenerse/seguir.
Ya no hay tiempo y no nos queda movimiento.

Pero poeta de este espacio. ¿Por que te quejas del tiempo?

¡Abyecto el poeta cibernético y su pluma de pedales a 4 bits!

¡Que borren su huella dactilar como castigo general!

Nadie se salvará de esta abyección general y de la muerte colectiva que les tengo preparada: a) por debajo de las mesas, b) entre los vidrios de las ventanas.

¡Atención a todos!

Solo los pájaros de la mañana podrán ser resucitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *