Categories
Chile

Cantabria

Cantabria. Alameda y Portugal.

Un refugio milenarista de batallas de antíguas épocas. Donde nos juntábamos a ratos y discutimos un poco sobre los últimos acontecimientos, los planes de pasado y donde cada bocanada de idea sonaba a infrarojo futuro.

Un refugio bit efectivo donde escondernos de las ordas de lagolieros que bajaban con raras tradiciones de cerros de ciudad.

Cantabria de romance, Cantabria de humor y de noticias tristes. La radio indica desde la muerte de un presidente hasta los cinco números ganadores de la lotería de mañana.

Muchos han partido, pero también muchos empiezan tu descubrimiento Americano.

Te saludos viejo Cantabria que tienes más vidas que gato oscuro de la noche!

Categories
Chile Miradas

Oxímoron y diálogo imaginario

ICAP 100 significa aire bueno.
ICAP 100 significa 150 PM10
150 PM10 es ¡tres veces! la norma internacional para aire de buena calidad.

La ciudad se asfixia en aire ‘bueno’ que en el resto del mundo califica como ‘insalubre para grupos sensibles’.

— ¿Qué podemos hacer con el aire que nunca está bueno?
— Cambiemos la escala.
— ¿Pero no se dará cuenta la gente?
— Nooo, si los Mapuches son super resistentes.
— Pero los viejitos y bebés mueren como moscas…
— ¿Y por qué le echan la culpa al aire? Por último, son pobres no más.

Categories
Chile Comunicación Miradas

Causa efecto causa

Poco tiempo atrás mencioné mi desilusión con Facebook, una de las redes sociales más populares de internet. Un elemento que olvidé mencionar — pero que Marcelo me recordó claramente — es el de las ‘causas’. Una causa es un ‘motivo o razón para obrar’ o una ‘empresa o doctrina en que se toma interés o partido’ (al menos para la Real Academia). Quizás soy anticuado, pero para mí el elemento fundamental de la definición es ‘para obrar’. O sea, uno hace algo, hay un cambio, una acción que es el producto de creer en la importancia de la causa.

¿Y qué tiene esto que ver con Facebook? te preguntarás, oh lector. Una de las opciones en Facebook es la posibilidad de apoyar o unirse a una causa. Pruébalo, es fácil. Uno aprieta un botón y tu perfil indica que ‘fulano supports causa X’. ¿Y cuál es el problema? te preguntarás, oh lector. ¿Dónde está la acción? Aparte de apretar el botón e incluir un link a la ‘página de la causa’ ¿Qué hiciste?

En general, si uno apoya una causa le dedica tiempo, trabajo, dinero, algo que sea. Pero hemos llegado al tiempo de las ‘causas light’ (de pocas calorías y escaso sabor). Es cosa de apretar el botón y ¡listo! Es el comienzo y el fin de la causa: eso es todo. Finito. Es así que puede haber 17,666 miembros con $0 donaciones (Patagonia sin Represas, datos al 15 de Junio del 2008) o un sinnúmero de otras causas en que ‘nada pasa’. Otra señal de ‘causas light’ es que no hay riesgo, no hay complicaciones, no hay necesidad de tiempo.

Por si acaso, no hay que confundir las ‘causas light’ virtuales, con contrapartes reales, que pueden todavía calificar como causas a secas. La causa de Marcelo es de verdad, el le dedica tiempo y piensa en soluciones*.

Sí, a mi también me va mejor con los estudiantes que entre los amigos. Quizás es verdad lo que dijeron S&N: nos fuimos quedando en silencio.

* A todo esto, un mapa interactivo que monitoree calidad de aire y que permita correr simulaciones de medidas o planes para solucionar el problema sería excelente.

** Mi causas: ahora World Vision, antes Amnesty International.

Categories
Chile Comunicación Miradas Uncategorized

Primavera de 1968, 22:37 hrs.

Porque andar eléctrico por las calles si todo huele a futuro explendor por mi barrio?

Si, huele a duda, a como serán las cosas, las macroeconomías, las economías de escalas, los acuerdos entre paises que más que acuerdos son formas eclípticas de aceptar el sometimiento global, local y personal.

Porque nadie a mi edad dice a viva voz: “Prohibido prohibir“, “Si a los derechos humanos en China”, “No al racismo en europa” o “Si a la igualdad de educación en Chile” o donde quiera que estén estas causas?. Muy simple. Hemos firmado acuerdos que dentro de los acuerdos se ha indicado que las bocas y los ojos deben permanecer cerrados para que aumenten nuestros ingresos en promedio “per-cabeza”. El promedio es una tácticas hacia los ignorantes, ya que más que normales nuestras estadísticas huelen a curvas tipo chi-cuadrado.

Pero mi sillón con Ipod incluido es cómodo y mi terraza tiene un lindo pasto antes de llegar a la piscina. Nada de extraño, soy uno de esos que pudo estudiar y que por pura inconciencia y curiosidad de la vida siguió estudiando y estudiará hasta el día en que decida hacer otra cosa distinta. Nada en mi funciona por conveniencia, sólo por el principio de entretención: si estoy entretenido lo hago, y si me aburre rápido lo dejo. 

Hacer otra cosa diferente a un “status planis” puede ser peligroso. Ayudar a una causa como la de China o la de las ballenas puede ser peligroso. Tirar pintura roja en las embajadas de los paises que nos hacen el racismo puede ser más peligroso aún. También puede ser peligroso tener seguidores a ideas revolucionarias ya que seguro hipotecaría mi domingo de diario arlequín.

Debo decir que he hecho algunos esfuerzos por convocar  a mis conocidos en causa que considero justas, pero debo decir que mi fracaso también ha sido muy grande. La razón es simple y está en el hecho de que los de mi edad tienen  más pasado que futuro, más ganas de disfrutar lo que se ha obtenido (igual que yo). Todos hemos firmado los acuerdos internacionales y estamos todos de acuerdos en que “no nos embromen la cachimba” con cosas que pueden hacer cambiar el pasto entre la terraza y la linda piscina.

Me acuerdo de una película “Britannia Hospital” donde la reina muy sabia, para desarmar una huelga general de hospitales, en forma secreta ofrecia títulos reales a los máximos dirigentes sindicales. Debo reconocer, sin mucha verguenza (aceptando los dichos de mi gran amigo Apiolaza), que de alguna manera, me acepto así y sigo tocando la guitarra con ideales desde la terraza.

Sobre mis causas perdidas, ahora encuentro más eco entre mis estudiantes que entre mis amigos ex-revolucionarios. Esa responsabilidad me asusta pero me mantiene aún más vivo.

Que viva la vida y que siga esta fiesta gitana hasta cuando dure!

Categories
Chile Miradas Uncategorized

Bajo un nuevo paradigma o simple declaración de principios

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.

Categories
Chile Miradas

Quiero conocer tu punto de vista

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.

Categories
Chile Lenguaje Uncategorized

Discurso Presidencial

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.

Categories
Chile Música Miradas

A mal tiempo buena cara

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:

Categories
Chile Humor Miradas

Colapso postmilenarista

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Categories
Chile Miradas

Todos los once de Septiembre

Tengo vagas memorias: haciendo cola para comprar algo (¿detergente quizás?), y después helicópteros volando bajo, cuerpos tapados con papel de diario, el temor de insistir a mi madre ‘vuelve luego’… Juan Moya Morales, Ñuñoa a mucha honra, era mi universo. Y exilio, país tropical, vida nueva y diferente. Un conocido nuestro que decía: el amargo caviar del exilio.

Corte. Protestas, arrancando de los pacos y después de un tiempo largo — eterno — hubo algo de cambio. Sensación de alivio, de oportunidad, aunque después los partidos de siempre se encargaron de opacarlo. De todas maneras, el once de Septiembre era dolor propio, el día que cambió mi mundo, o mejor dicho el mundo de mis padres: yo tenía seis.

Muchos años después vino el otro once de Septiembre, ese día de los aviones de pasajeros convertidos en bombas. Y fue el nuevo día que cambió el mundo; si no eso, al menos hizo andar en avión una experiencia incómoda y llena de trabas. Perros oliendo el equipaje, guardias muestreando mi ropa por restos de explosivos, sacando la batería de los laptops, llevando botellas transparentes con menos de 100 ml de lo que sea. Medidas probablemente inútiles para proveer la ilusión de seguridad. Pero lo más importante es que me (nos) robaron el otro once de Septiembre. Si hablo con alguien, ellos me dicen ’sí, por supuesto que recuerdo las twin towers‘. Y yo, un poco desesperado, contesto ‘no, me refiero al otro once, ese tercer mundista, you know, Chile’s eleven‘. Y ellos ‘Chili?’ Y no hay caso, desapareció la fecha.

Poco a poco es como esos debates que desaparecen porque murieron todos los involucrados. Carrera versus O’Higgins. Cementerios católicos versus cementerios laicos. Todavía no sucede, pero vamos en ese camino: un día en que el lumpen siente que tiene permiso para dejar la grande. Pero, ‘¿por qué estoy quebrando vitrinas? No importa, es entretenido hacerlo’. Si nadie recuerda o sabe que algo pasó, ¿significa que nunca sucedió?