Categories
Chile Comunicación Cuento Miradas

Insanidad: el futurista

Lo creí muerto; hace mucho tiempo que no escuchaba de él. No es que extrañara los aires mesiánicos y las columnas de permanente guerra con fuerzas oscuras y malignas. Tampoco es que hubiera acertado alguna vez, como el reloj malo que está a la hora dos veces al día. En serio pensé que había desaparecido de este mundo temporal, porque ya había cumplido su función por décadas. Pero estaba equivocado.

Lo imagino en un asilo en una calle de nombre anodino; algo así como Los Duraznos o Calle Ancha. Con un frontis que hace pensar de oficina representante de empresa internacional, de esas que venden nada conocido. Un jardín ordenado y un guardia medio dormido, en el calor de Diciembre. Pero al entrar nos encontramos con un dormitorio sellado al exterior, dónde habita Sergio. Vive conectado a internet, cazando fantasmas totalitarios, planes zeta e invasiones cubanas. Lo visualizo con una barba larga, descuidada, alimentado por enfermeras de aire germano—rescatadas de Colonia Dignidad antes de su caída—con papilla infantil. El no se separa de la pantalla y teclea enfurecido preguntas y respuestas a los traidores de la patria. La enfermera de turno le cambia pacientemente el pañal y luego lo manguerea. Sergio no se da cuenta, enfrascado en una batalla literal con el mismo demonio.

El futuro se pelea cuerpo a cuerpo en Twitter, saltos al abordaje, Arturo Prat electrónico. Le chorrea un poco la baba por la comisura, mientras sus pupilas se dilatan ante un nuevo ataque. La luz cambia de posición, pero el aire sigue encerrado en la habitación de Sergio. El jura que es 1979 y la rebelión de las masas ha sido orquestrada por esbirros de la Unión Soviética. La enfermera más baja pacientemente le explica que han pasado cuarenta años, que está escribiendo en Twitter. Sergio tira una taza de té al piso y grita furioso: ¡UN EXORCISMO, necesitamos un exorcismo para salvar la patria! Y babea que tiene que proteger a su comandante.

La enfermera más alta toma notas en un iPad, ajusta la dosis de antisicóticos en la comida. Su opinión es que los efectos de la terapia son más positivos que negativos. Agrega un breve saludo al magnánimo sostenedor que paga por el asilo de Sergio, pone un link a la cuenta de Twitter https://twitter.com/melnicksergio, se despide atentamente y aprieta el botón que dice Enviar. Los informes mensuales siempre son así de cortos.

Categories
Chile Comunicación

Forma y fondo

Un día de 1991(?) Mauricio Redolés remeció la televisión, cuando despúes de que le pidieran que recitara uno de sus poemas empezó: “Hay viejos culiados que no creen en nuestro amor…” Era un escándalo de forma decir viejos culiados en la televisión, pero curiosamente no era un escándalo de fondo la censura demoledora.

Hoy, casi 30 años después, la TV no se atreve llamar por su nombre al perro Negro Matapacos. La forma se traduce en “periodistas” o lectores de noticias complicados, atragantados, temerosos de pronunciar un nombre en las noticias. El fondo es el miedo y la violencia sempiterna de la censura.

A veces nos ofrecen cambios de forma, una capa de pintura, un parche delicado, sobre la herida larga y maltratada. Queremos cambios de fondo, que se expresen por supuesto en forma también, pero que no nos dejen esperando otros treinta años para ver que nos metieron el dedo en la boca. De nuevo.

Categories
Comunicación Miradas New Zealand

Ping 311.512 ms

Marcelo hizo referencia a los destiempos de Tren de Carga, dónde las diferencias son 12 o 16 horas. Curioso, decidí medir nuestra distancia en internet desce Nueva Zelandia a España (su ubicación temporal), para lo que usé el sitio de internet por antonomasia: la Real Academia Española. Abrí un terminal en el laptop y escribí:

ping www.rae.es

Bup, bip, plonk dijo el computador, a sus órdenes, y envió unos paquetes a través del espacio electrónico, hizo acuso de recibo y dijo 311.512 milisegundos. Volvió a hacerlo y cantó 310.381 ms, 560.289 ms, 477.411 ms y otros números varios. Claramente necesitamos contexto:

ping www.radionz.co.nz 20.386 ms (Radio New Zealand, al lado)
ping www.abc.net.au 18.135 ms (Australia, 2000 km)
ping www.uchile.cl 368.824 ms (Bien lejos)

A lo más medio segundo para llegar a las antípodas. Sin viajes heróicos ni cohetes, ni aviones. Señales eléctricas, luz, convirtiendo entre movimientos de teclado y pixeles bailando en una pantalla.

Categories
Comunicación Lenguaje

Dedicación al arte

Para dedicarme al arte debo:

  • Dejar las maquinas cibernéticas por la fotografía a papel lustre.
  • Escupir sobre una botella a plastico para beber sobre un vaso a vidrios reciclados.
  • Bajar del caballo a herraduras de carbono para montar la máquina fotosintética.

El paracaídas controla la subida por medio de micro-jets a comandos nanoelectrónicos.

Para dedicarme al arte debo cambiar de lado estas conclusiones.

Categories
Comunicación Lenguaje

Si pensamos en la lógica

Todo parecería ir en buen rumbo.

Eclipses de sol acortando el día meridiano de los días, salidas de mar sobre ventanales antiguos, cenizas de ríos que inundan los cráteres volcánicos.

Al parecer, todo está en el orden que lo dejaron nuestros padres, el cual será el orden precedente que dejaremos a las nuevas especies.

¿Como saber cuando un reloj cambiará nuevamente su segundo?

¿Como saber cuando las hojas raptarán nuevamente un fotón al firmamento?

Eclipses de sol remanentes, salidas de mar remanentes, cenizas de río remanentes, espacios de vida remanentes.

Esto es lo que va quedando al imprimir en reversa estos últimos momentos.

Categories
Chile Comunicación

Banderas

Luca Prodan se rió de la bandera Argentina

Yo quiero a mi bandera (bis4)
Planchadita (bis5)

La bandera de Chile fue descrita intensamente por Elvira Hernández (PDF de legalidad disputable):

Come moscas cuando tiene hambre La Bandera de Chile
en boca cerrada no entran balas
se calla

allá arriba en su mástil.

Nos juntamos a comer con amigos y la presencia del Union Jack es inescapable. Una bandera chiquita en la cocina, unos banderines en el patio, los individuales en la mesa. Treinta y cinco años atrás el Union Jack estaba en Picadilly Circus, disquería en Providencia. Las banderas nos transportan, pero son pedazos de genero, matamos por la bandera, torturamos bajos sus colores y saludamos con un beso. Tapamos la cara con la bandera tricolor y es ‘por la patria’. Planchadita, planchadita, planchadita…

Es el hermoso azul Wünelfe, el lucero de ocho puntas. Resistencia contra los chilenos basada en el poder de Venus.

S (ese era nu nombre) tuvo su casa rayada con la bandera de EEUU acusado de espía. Nadie sabía que había renunciado a su ciudadanía décadas atrás, avergonzado por Vietnam, y que jamás logró regresar: murió en Australia sin poder ver nuevamente la bandera.

Izar, arriar, izar, arriar, izar, arriar hasta perder el sentido como dijo Elvira. Flotando gigante entre edificios fiscales, un símbolo monstruoso hecho de tela de paracaída, un símbolo acogedor como un té con miel y limón.

Si uno mira atentamente la ciudad parece una bandera, sucia, deshilachada. La bandera de la policía repartiendo palos, la bandera de los resignados a continuar en movimiento perpetuo, la bandera de la poetisa urbana.

Categories
Comunicación Humor

Clasificados: Otros otros

Otros servicios para pagar por los servidores de Tren de Carga. Click para agrandar.
Otros servicios para pagar por los servidores de Tren de Carga.

¿Cómo alguien no nos va a encontrar preciosos? Somos chicos VIP.

Categories
Comunicación Lenguaje Metablog

Verborrea

Admiro la capacidad y constancia de autores que publican una columna semanal. Ellos (o ellas) que, casi mágicamente, logran capturar la esencia de la humanidad, el pulso de siete dias o el dolor de un cuarto de luna.

Mi estilo—o mi condena—es la inconstancia. Un yo-yo de productividad que me mueve entre textos largos (tres este año) y silencios de posts aquí y en conuco. Un salto entre la verborrea breve de twitter y más silencio.

Los terremotos no ayudan, comprimiendo el trabajo semestral en varias semanas menos. Pero, acepto, son más que nada una excusa para el yo-yo. ¡Ah! y los incentivos… A veces quedo contento con unas pocas palabras:

Watching “Monsters vs aliens”. It’s just like the war in Libya but with monsters and aliens and a smaller budget.

o

There is nothing like air pollution to improve a sunset.

Conciso. Simple. Gracioso, en serio, gracioso. Y está la satisfacción immediata, sin meditación, bajo costo. Y de vez en cuando uno encuentra la combinación apropiada de palabras (o no).

Categories
Comunicación Lenguaje

Mantra

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.
Hoy, herpes
tarde en la mañana, this site
desperté pensando en el maestro y sobre que sería de su

Molino de viento
Molino de lamento
Molino de firmamento
Molino de descontento
Molino de cuento
Molino de aspaviento
Molino de rompimiento
Molino de sotavento
Molino de pensamiento
Molino de ideologíamiento
Molino de convertimiento
Molino de …….

Today, later in the morning,…
Era un devorador de libros, patient
particularmente de poesía chilena. No tenía mucho dinero, overweight
pero cuando algo había, cling de caja registradora y compraba algo que me llamaba la atención. Evitaba a las sombras de costumbre: Neruda, Mistral, Parra y Huidobro. Son autores tan poderosos que tienen efectos alelopáticos, consumen totalmente al lector, que queda escribiendo como ellos. Buscaba en librerías de usados, o librerías de consignación o en cualquier lugar que de repente tuviera menos comunes.

Era de cine-arte y teatro-arte y música-arte y casi cualquier actividad cultural con el sufijo -arte. Woody Allen era lo más popular que podía ver. Sabía la discografía completa de Spinetta. Estuve en funciones con quince personas, en locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar.

Participé con amigos en la búsqueda de las cervezas más baratas en Santiago. Y terminamos en bares de mala muerte, y clandestinos tomando unas cervezas en cajas de plástico, de esas que se usan para acarrear las botellas. En locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar… y me enfermé un par de veces.

Hoy leo mucho, pero pocos libros. No escucho, veo, miro mucho -arte. Algunas películas que valen la pena (Brodeuses o Everything is illuminated, por ejemplo), pero no muy seguido. No recuerdo la discografía de Spinetta, pero a veces todavía lo escucho. No busco cervezas baratas, porque me gusta disfrutar lo que bebo.

Quizás lo que sucede es que quiero ser yo. No un estereotipo, no el maharishi de que hago (como decía un amigo), yo. El ex yo era consecuente con lo que se suponía que tenía que disfrutar y buscar; consecuente hasta lo dolorosamente aburrido. El yo presente es una contradicción caminante, de gustos burgueses y debilidades vulgares, donde coexisten música de Chapman stick con Lucho Barrios (fase boleros). Me prefiero hoy.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, resuscitation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Categories
Comunicación Miradas

Probando social networks

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible