Categoría : Humor

Choferes

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, buy information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Viejos culeados

Patriotismo de fútbol = amistad de facebook.
Y sus veredas rojas.

Lejanía a barrio chino o más bien a esquina latina declarada.

Hacia dónde partirán tus habitantes luego que baje más la temperatura en Río Servicehus?

Estocolmo, prostate
no te ilumines más en las mañanas con pastillas a magnesio!
Visto aquí:

La embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Chile rinde un homenaje a este luchador del pueblo, here
digno ejemplo de consecuencia revolucionaria, responsabilidad y sacrificio, que tras su desaparición física se une a figuras ilio Recabarren, Salvador Allende y Gladys Marín como fuentes morales y guías en el desarrollo de la Izquierda chilena y latinoamericana.

¡¡Compañero Luis Corvalán!!
¡¡Presente, Ahora y Siempre!!

Y después se escuchó un aviso de crema lechuga en la radio de onda corta. El futuro pasado nos visitó—así de incógnito—para traer una noticia extemporánea. La misma República Bolivariana de la plata dulce en los tiempos de Escucha Chile. Contradicciones temporales.
Sal de aquí me gritaste!

No vuelvas más con tu humanidad y tus niñerías!

No puedo evitarlo, doctor
pero jugar a mirarte más profundo de lo debido en realidad me pierde.

Cero coordenadas, cero elevación….solo un vacío arrollador es la respuesta!
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, order
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Fijo en la mente

¡Feliz cumpleaños!

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, ophthalmologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblecheck
cosa que ya me lleva 43 años.

Como bien has dicho, physician puede que vengan días, treatment
semanas o meses más ocupados, casi desaparecido, pero siempre en la orilla desafiando la resaca.

Sobre los árboles urbano…la cosa va con todo!

Necesitaré ayuda.

Un abrazo de piedra para ti!

Legris.
Pude imaginar a un hombre pájaro brillante pasar entre espejos de altos edificios, visit web
como una sombra de eclipse.

Pude imaginar a ese hombre pájaro, brillante, tocar uno de ellos y multiplicarse como líquido derramado en un vaso lleno.

Pude imaginar una nave colosal que se desplaza por las grandes avenida tirada por seres casi-humanos en una búsqueda frenética.

Pude imaginar visiones proyectadas sobre los vidrios de los edificios como mensajes eléctricos solo de lo posible.

Esto lo pude imaginar.

Esto está en mi cerebro como otras ecuaciones, como otras rutinas de programas, como otros paisajes de bosques y pájaros, como una pelicula a las 3 de la mañana.

Como una nueva liberación de lo urbano.

Como un cambio de escalas espaciales y temporales.

Esto lo puede imaginar.

PD: Pasar el tiempo I a V, Orbis vitae 
Ayer todos (o casi todos) giramos a la coordenada del Capitolio. Mr. Barack Obama juraba como presidente.

Dos millones de personas en el parque Hall de los museos, for sale
dos mil millones de televisores mirando este “sí juro”.

¿Por qué tanto interés? ¿Por qué tanta atención? La respuesta es simple: somos seres humanos y en nuestra base esencia necesitamos tener esperanza.

Sólo eso. Esperanza. Miles de diferentes esperanzas, medications
nombradas de muchas formas, ailment modos y sonidos. Esperanza que indica que nos hemos dado una nueva oportunidad de lo que sea, pero oportunidad.

Hoy, lo más cercano a esta idea, es un amanecer en la carretera camino al sur de Chile.

Llevo varias horas de viaje en la noche, comienza nuevamente luz y tenemos todo un día más por recorrer.

– Termino mi café, y retomo mi viaje –
Me perdí la ceremonia de inauguración de Obama, site donde parece que caminó sobre el agua, information pills
curó enfermos y multiplicó el pan. Al menos eso pienso que sucedió al leer las noticias, que trataron el evento como la Segunda Llegada de Jota Ce.

Cambio y esperanza son palabras fáciles y manoseadas hasta el cansancio. Hay hambre de super héroe, de líder que salve, de que alguien haga algo que solucione nuestros problemas. Mala noticia: no va a ser Obama. Buena noticia: cada uno de nosotros está a cargo de nuestras propias vidas. Adelante entonces con toda la diversidad de nuestras propias ideas de cambio y esperanza.

A todo esto, Estados Unidos ya había demostrado que era un país extremadamente democrático, donde cualquiera puede ser presidente. Si no, ¿cómo creen que alguien tan incapaz como G.W. Bush. llegó al poder?

Uno de los problemas grandes con la contaminación del aire en Santiago es la falta de información clara, treatment
particularmente acerca de la distribución espacial del problema.

El año pasado preparamos mapas actualizados cada hora usando Google Maps y un poco de programación en Python (mi lenguaje favorito). Sin embargo, viagra buy
el resultado no era fácil de incluir en un blog.

Este post es simplemente una prueba para ver si es posible hacerlo ahora.


Partículas PM10 en Santiago en tiempo real. Ver mapa grande

Con algo de suerte vamos a poder integrar más mapas a Tren de Carga.
Dejé mi puesto de detective de la PID hace algunos días. -¿Cansado?, sick
¿jubilado?, there
¿Echado de un puesto de 20 años? ¿De un puesto a comportamiento intachable de investigador de accidentes de carretera?. No, nada de eso.

Sólo dejé mi vida de la DPI por mi fatiga y mi rabia de no poder resolver algunos peculiares casos de accidentes de transito. Derrumbe de fierros en cámara rápida como caja de puzzle tirada al piso. Lo mío no eran cualquier accidente, como choque de viejecitas de supermercado o de cobro de pólizas de seguro de gerentes agobiados por sus deudas. Era la carretera profunda, húmeda, ciega y sin visiones ni compaciones.

Lo mio eran los accidentes. Volcamientos, atropellos, colisiones múltiples…todas al límite de lo permitido, es decir 120, 140, 200  km por hora. Imaginen muchos fierros retorcidos , peluches, malestas de viajes, libros y sobre todo recuerdos he ilusiones repartidos por todos lados. Bultos de miles de formas, tamaños y composiciones, cuerpos, sangre, tristezas, dolores….todo eso, cada día o noche, pero un trabajo de fin y sin muchos principios.

Ese era yo. Detective Gerardo Andrade de la PID, 190-7 carreteras y misceláneos graves, sí, sobre todo muy graves.
Mi idea de dejar la PID partió el 13 de diciembre de 2006 a las 19 hrs. Este día parecía ser un miércoles cualquiera, viagra 100mg
un poco metálico por las nubes y humedad que cubría la ciudad, web
por mi empeorada relación con mi pareja y por los últimos cuestionamientos al equipo de seguridad de carreteras del cual soy parte. En fin, medications
sin grandes novedades.

Suena el teléfono y nos informan de una brutal colisión entre un bus que llevaba a un grupo de adherentes del candidato presidencial Omar Gacitúa Mendez (OGM) que volvía de una gira de dos semanas por el sur de la patria y un camión cargado de muñecas Baby Duly que son la última atracción navideña. Como es debido, luego de aceptar el código que da paso a nuestra salida, Rafael Guevara Berrios (RGB) y yo fuimos asignados a este caso.

La rutina dada por el duro protocolo de la DIP más un día nublado en diciembre y mis problemas personales solo me hacian pensar que sería un caso más entre 200 y que serviría para distraerme un poco.

– ¿Supiste cuántos muertos y heridos tenemos ? – me preguntó RGB.

– Ni idea, cosa que a estas alturas ya no me interesaba.

– ¡Recuerda que la última vez terminamos barriendo de sangre y mermelada la carretera y vomitando ese olor a fruta podrida en exceso que salia por todos lados!

– No puedo imaginar qué nos tocará contemplar con un camión repleto de muñecas Baby Duly entre medio- le dije.

Nuestro trabajo dentro de todo es simple. Es decir, llegamos depués que el humo, el fuego y los gritos ya está medios controlados y medimos lo que vemos. Es decir la dimensión de la catástrofe. Número de cuerpos enteros, miembros destrozados, fierros doblados como velas, bolsos y ropa desperdigados por todos lados, testigos, pintura, comida y bebidas, etc. Todo para saber, saber qué pasó y qué fué lo que se confabuló para dar paso a estos minutos de infierno.

 – Esta vez partiremos en helicóptero – me dice RGB, ya que nuestro epicentro fue a 500 km al sur, sobre un puente a tajo abierto.

– Déjame dormir un poco – le comento y trato de hacer un paréntesis y recordar mis últimas vacaciones en la playa junto a Amalia mi hija.
No me canso de ver el mar. Mo me cansan las olas en la orilla y ese ir y venir infinito. Se van y vuelven, pills
para luego ir otra vez y volver. Màs profundo o menos profundo pero un ir y venir infinito.

En medio de ese juego de mar y olas Amalia corre y saca agua. Luego la deposita en un balde casi lleno de arena. Vulve al mar cuando se va y saca màs agua hasta el infinito. Como si entendiera al màr y su ir y venir de olas.

Estamos en un aplaya vacia limitada por bosques. No hay gente, Hemophilia
salvo unos pescadores de jaivas a piè pelado. Todo el dìa y toda sus vidas ahì a piè helado sacando algo de este ir y venir de mar y olas.

Yo miro el mar y trato de recordar alguna experiencia de cuatro años. No son claras y no me importa. Amalia las tendrà junto al mar el fuego de la noche y a los pàjaros de nuestras salidas a caminar. Ahora soly solo su papà y es lo que importa.

En este pequeño espacio de vacaciones no soy nadie conocido y no tengo oficio importante. Solo mirar el mar y a Amalia que juegan inconcientes a es ir y venir infinito.
Miro desde mi Acropolis al resto del planeta como pasaje vertical sobre dedo índice.

Aves, medicine
árboles, ríos, seres humanos circulando en torno al polo centro que marca mi antiguo báculo.

Acropolis contruida a barro de ciencia, de equaciones milenaristas y de risas de cafes al lado de la nieve eterna.

Pasan dos inviernos seguidos, dos otoños en remanente y mi Acropoli se tiñe de color anaranjado-violeta.

Julio reza su plegaria arábica. Teobaldo enciende fuego a los dioses de su olimpo.

Yo, adorno mis murallas de figuras soberbias intentando gibarizar mi espacio de siete dimensiones.

Me preguntas por Mahalanobis y no respondo por mi verguenza.

La siguiente hipotesis es clara: Las bases fundantes del sol, estan hechas de piernas amantes a sueños de Acropolis perdidas. 
Nada que hacer….la máquina de hacer pájaros me comió. Completo, stomatology
completo.

Con zapatos y polera de trote. Entero y no dejó nada de mi.

Rien a dire et rien a faire. Así es la vida del investigador de hoy.

Mis saludos más redondos para uste.

Águila Rumbera.

 
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, visit this site
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleampoule
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleUsté no está gorda, about it
Eulogia. Es un bastión contra la anorexia apátrida—Fontanarrosa en Inodoro Pereyra.

Qué lo habría hecho cambiar de bando

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.
Hoy, herpes
tarde en la mañana, this site
desperté pensando en el maestro y sobre que sería de su

Molino de viento
Molino de lamento
Molino de firmamento
Molino de descontento
Molino de cuento
Molino de aspaviento
Molino de rompimiento
Molino de sotavento
Molino de pensamiento
Molino de ideologíamiento
Molino de convertimiento
Molino de …….

Today, later in the morning,…
Era un devorador de libros, patient
particularmente de poesía chilena. No tenía mucho dinero, overweight
pero cuando algo había, cling de caja registradora y compraba algo que me llamaba la atención. Evitaba a las sombras de costumbre: Neruda, Mistral, Parra y Huidobro. Son autores tan poderosos que tienen efectos alelopáticos, consumen totalmente al lector, que queda escribiendo como ellos. Buscaba en librerías de usados, o librerías de consignación o en cualquier lugar que de repente tuviera menos comunes.

Era de cine-arte y teatro-arte y música-arte y casi cualquier actividad cultural con el sufijo -arte. Woody Allen era lo más popular que podía ver. Sabía la discografía completa de Spinetta. Estuve en funciones con quince personas, en locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar.

Participé con amigos en la búsqueda de las cervezas más baratas en Santiago. Y terminamos en bares de mala muerte, y clandestinos tomando unas cervezas en cajas de plástico, de esas que se usan para acarrear las botellas. En locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar… y me enfermé un par de veces.

Hoy leo mucho, pero pocos libros. No escucho, veo, miro mucho -arte. Algunas películas que valen la pena (Brodeuses o Everything is illuminated, por ejemplo), pero no muy seguido. No recuerdo la discografía de Spinetta, pero a veces todavía lo escucho. No busco cervezas baratas, porque me gusta disfrutar lo que bebo.

Quizás lo que sucede es que quiero ser yo. No un estereotipo, no el maharishi de que hago (como decía un amigo), yo. El ex yo era consecuente con lo que se suponía que tenía que disfrutar y buscar; consecuente hasta lo dolorosamente aburrido. El yo presente es una contradicción caminante, de gustos burgueses y debilidades vulgares, donde coexisten música de Chapman stick con Lucho Barrios (fase boleros). Me prefiero hoy.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, resuscitation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleangina
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleorder
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
huele a duda, viagra 40mg
a como serán las cosas, shop
las macroeconomías, las economías de escalas, los acuerdos entre paises que más que acuerdos son formas eclípticas de aceptar el sometimiento global, local y personal.

Porque nadie a mi edad dice a viva voz: “Prohibido prohibir“, “Si a los derechos humanos en China”, “No al racismo en europa” o “Si a la igualdad de educación en Chile” o donde quiera que estén estas causas?. Muy simple. Hemos firmado acuerdos que dentro de los acuerdos se ha indicado que las bocas y los ojos deben permanecer cerrados para que aumenten nuestros ingresos en promedio “per-cabeza”. El promedio es una tácticas hacia los ignorantes, ya que más que normales nuestras estadísticas huelen a curvas tipo chi-cuadrado.

Pero mi sillón con Ipod incluido es cómodo y mi terraza tiene un lindo pasto antes de llegar a la piscina. Nada de extraño, soy uno de esos que pudo estudiar y que por pura inconciencia y curiosidad de la vida siguió estudiando y estudiará hasta el día en que decida hacer otra cosa distinta. Nada en mi funciona por conveniencia, sólo por el principio de entretención: si estoy entretenido lo hago, y si me aburre rápido lo dejo. 

Hacer otra cosa diferente a un “status planis” puede ser peligroso. Ayudar a una causa como la de China o la de las ballenas puede ser peligroso. Tirar pintura roja en las embajadas de los paises que nos hacen el racismo puede ser más peligroso aún. También puede ser peligroso tener seguidores a ideas revolucionarias ya que seguro hipotecaría mi domingo de diario arlequín.

Debo decir que he hecho algunos esfuerzos por convocar  a mis conocidos en causa que considero justas, pero debo decir que mi fracaso también ha sido muy grande. La razón es simple y está en el hecho de que los de mi edad tienen  más pasado que futuro, más ganas de disfrutar lo que se ha obtenido (igual que yo). Todos hemos firmado los acuerdos internacionales y estamos todos de acuerdos en que “no nos embromen la cachimba” con cosas que pueden hacer cambiar el pasto entre la terraza y la linda piscina.

Me acuerdo de una película “Britannia Hospital” donde la reina muy sabia, para desarmar una huelga general de hospitales, en forma secreta ofrecia títulos reales a los máximos dirigentes sindicales. Debo reconocer, sin mucha verguenza (aceptando los dichos de mi gran amigo Apiolaza), que de alguna manera, me acepto así y sigo tocando la guitarra con ideales desde la terraza.

Sobre mis causas perdidas, ahora encuentro más eco entre mis estudiantes que entre mis amigos ex-revolucionarios. Esa responsabilidad me asusta pero me mantiene aún más vivo.

Que viva la vida y que siga esta fiesta gitana hasta cuando dure!

sois jeune
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, diagnosis
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleophthalmologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblecost
bajando lejos por estos mil cables de red estás tú. Leyendo mis palabras, escuchando mi grito y mis irracionalidades escritas a más de 64 bits por segundo.

Desde aquí te escribo y desde aquí te cuento sobre lo que no paso y sobre todo lo que está ocurriendo a mil iracionalidades más a nuestro alrededor. He preferido las bajas velocidad y para tí pedaleo a computadora 486, a WordStar a SuperCalc 4 y a comandos que solo tú sabrás interpretar como un lenguaje secreto preparado para una post guerra que por suerte jamás nos llegó.

Si, aquí estoy. Y en cada letra, en cada palabra, en cada simbolo binario congelo parte de mi tacto para que despierte frente a tus ojos cuando otra vez decidas buscar mis irracionalidades esgrimidas en estas ciber-páginas de noches de fin de semana.

Yo soy para tí todo lo hermoso que no pudo ser, pero que por otras irracionalidades existe grabado en algún recuerdo, en algún disco duro bajo estos hilos ópticos. Desde aquí te escribo, desde aquí me sueñas, desde aquí seguiremos juntos, en más y más irracionalidades como la de no saber cual es la historia que no pudimos contar por haber tomado el camino correcto.

Hoy el día me suena a papelografo café recien pintado con la fuerza que dá el tener 22 años al 1968, con la alegría de saber que volverás por estas páginas, que buscarás esos codigos de D.O.S. y 486 donde está escrito lo que no fué, pero que es igual de hermoso que muestra actual y simple realidad.
No he abandonado el barco. Sólo es una siesta en los camarotes de abajo llenos de humo.

Por estos días, side effects
dada mi obsesión por la calidad del aire en Santiago de Chile, me encontrarán en anisotropico.blogspot.com

H a s t a  l a  v i s t a  a m i g o s ! ! ! ! 

 
Antes de caer, order me verán con las banderas en las manos, herpes
tocando una flauta con las narices y bailando un blues bien apretado al cuello de una gitana.

Me verán silbando las clases del cha-cha-cha, masticando un choripán con chorizo de Chillán y comprando boletos para entrar a un café sin piernas.

Exponiendo mi último sermón (seguro que latenado sobre lo útil del web-mapping), sacando limones del árbol por que en la feria están muy caros y comiendo alcachofas a destajos hasta las últimas consecuencias.

O tirando monedas por los bautizados en otras religiones, subiendo un cerro esclerófilo en calcetines y comiendo completos dinámicos al cuadrado.

Si sigo por esta vía de cascadas y turbulencias, mi vida tomará nuevos ángulos y perspectivas. Prefiero leer el diario dominguero, barrer la terraza con la escoba de la cocina y comprar flores frescas en la feria para ella.

Si me sacan de mis casillas, ofrezco que nos arremanguemonos las camisas y que nos agarremonos a chopazos como si fueramos grandes hermanos!
Salimos de Santiago y nos perdimos los últimos discursos.

Hoy a lo lejos, physiotherapy
entre los cerros y árboles esclerófilos, capsule
sin luz y sin radio. Lluvia y nieve. 

Iluminados por velas a pedales, jugando bachillerato a cuenta de palabras extrañas. Bajando el cerro de noche camino al fondo de un negro río.

Hoy a lo lejos, estoy sentado muy cerca, del origen de tu humanidad.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleremedy
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblegynecologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblerecuperation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletadalafil adquirí seriedad en mi postura y claridad suficiente en mis ideas y voz como para ganarme el derecho a la cabecera de muchas mesa redondas, cuadradas o de cualquier geometría conocida.

Pero Facebook y su capa brillante pintada de bits y códigos XML, HTML, JAVA PHP hicieron volver a mi mis temores de otras vidas, otras arrancadas y otras caidas en cascadas de piruetas de circo sin animales.

Si, es así. La Web 2.0 de Facebook me tiró a la FACE mucho de lo que fui y que he (no)deseado olvidar antes del próximo milenio. Otra ves están en mi memoria calles oscuras iluminadas a faroles de auto, medios días en gris, inviernos mojados de vistas nítidas y humos de vapor de usinas de energía. Atravesábamos esos rincones sobre un FALCON 68 a velocidad de cámara lenta.

Dada la época, vestiamos abrigos largos de acantilado, bufandas infinitas y guantes sin uñas para acompañar tardes y noches interminables como temas de David Silvian al año 1980.

Eso me trae a presente Facebook y todos aquellos  seres extraños que estuvieron en pasados de jarana a lo fiesta de la Tirana y que nuevamente “quieren ser mis amigos”. Ahora todos, sin dejar a nadie a fuera, nos hemos transformado y mucho.

Ahora nos miramos desde la pantalla del computador y nos decimos “hola! estás igual!” y talvés, solo talvés podríamos tomar un café juntos.

La vida está muy entretenida hoy, pero igual espero intranquilo al nuevo Facebook que nos lleve a las nuevas andadas y encuentros del futuro.

Es decir, una suerte de circo neo-cibernético, con muchas piruetas y cascadas pero sin animales.
¡Jamas!

Soy un experto en nananear todas las canciones de moda, cost
desde 1952 hasta el 2008. Que sea inglés, online
francés, ampoule
aleman o griego, no es un problema.

¡Desde siempre! Nananeo de noche y nanaeo de día hasta caer en la inconciencia urbana.

Nananeo a 8, 16 24 y 32 bits, a 512, 1024 o 2084 rpm de Disco Duro. 

Los valses de Nueva Orleans y los blues Austríacos. Todos al ritmo del nananiiii nana naaaa. Ahhhhh pero tengo mis limitaciones culinarias: Y dale regetón, regetón regetón…. por favor NO! (Aúnque puedo cambiar fácilmente de opinión).

Esta habilidad maravillosa se la debo al sagrado espíritu de los bosques. Viento y pájaros nananean para que tengamos fotosíntesis mañana al amanecer.

Nananear es para mí como una marraqueta caliente al final de la jornada.
Cantabria. Alameda y Portugal.

Un refugio milenarista de batallas de antíguas épocas. Donde nos juntábamos a ratos y discutimos un poco sobre los últimos acontecimientos, try
los planes de pasado y donde cada bocanada de idea sonaba a infrarojo futuro.

Un refugio bit efectivo donde escondernos de las ordas de lagolieros que bajaban con raras tradiciones de cerros de ciudad.

Cantabria de romance, recipe
Cantabria de humor y de noticias tristes. La radio indica desde la muerte de un presidente hasta los cinco números ganadores de la lotería de mañana.

Muchos han partido, pero también muchos empiezan tu descubrimiento Americano.

Te saludos viejo Cantabria que tienes más vidas que gato oscuro de la noche!.

 
El otro día recordé un desafío a la gravedad. Venía un convoy de carretones bajando por calle Bellavista hacia La Vega. Pero no hablo de camiones o carretas tiradas a caballo. No, ambulance
no. Se trata de carretones tiradas a puro humano.

prescription
-70.635374&spn=0.005694, there
0.010396&z=17″>Esquina del convoy de carretones.

El piloto iba corriendo dando saltos como de ballet, largos y elegantes manteniendo un paso apurado. Esto era hasta que cambiaba el semáforo y uno veía el esfuerzo desesperado del carretonero tratando de parar, con pasos gigantes y cara angustiada. La inercia de una carreta cargada hasta más allá de lo razonable empujaba sin perdón. Al último momento el carretonero paraba con expresión de alivio. O no, y seguía cruzando con luz roja encomendándose a todos los santos para que los automóbiles alcanzaran a parar o esquivar al conductor y su carga de papas.

Carretonero en la Vega Central
Carretonero en pose estática (Foto de Rinax).

Internet es notoriamente escasa de carretoneros. Quizás llegó muy tarde y no puedo encontrar un registro en línea con imágenes de lo que trato de explicar—pobremente, lo sé. Si vés uno por favor dale mis saludos y dile que los extraño.

Hasta hace poco tiempo mi madre acostumbraba a decir que ella quería un organillero para su funeral, link
porque le traía recuerdos de infancia. Finalmente la convencimos de que iba a parecer película de Fellini, así que ella todavía continúa en la búsqueda del detalle perfecto (al menos por un tiempo más).

Organillero (Foto por gotto78).
Amiguitas y amigutos:

Sin darmos cuenta, medicine
ya pasó un año desde que tren de cargar entro al ciber espacio temporal.

A baja resolución, and les puedo decir que la fiesta debió ser en julio. 

Un año…..si…..un año……

Que siga la fiesta gitana que cuerda tenemos para arpa !!!
Como siempre yo soy un desastre con las fechas. ¡Feliz cumpleaños atrasado!

Para compensar, sales rápidamente preparamos una torta pirata. ¿Qué esperaban? ¿Una de merengue? Estamos hablando de Tren de Carga:

torta_pirata.jpg

Y ahora a abrir los regalos…
Domingo en la mañana, ophthalmologist
8:30 am. Suena el teléfono y se oye fuerte después de haberme acostado a las 1:30 am.

Es mi padre. Entusiasta como siempre me habla sobre el cierre de los jugos Olimpico. Con un silencioso orgullo interior me digo a mi mismo: yo no veo esas cosas.

De todas formas y como siempre, la televisión se enciende. Entre discurso y cantos de despedida aparece en la pantalla la torre del recuerdo o de la memoria. Una babel, una Pizza una zone zero en New York, no se, pero llama mi atención.

Veo las imágenes y algo me conmueve. Son esos cientos de seres humanos de actitud de hormiga y sus figuras fantasticas sobre la torre las que me conmueven. Todos estábamos ahí colgando como del planeta!

Me parece que en China se saben a hormigas y se saben a multitudes, lo cual los hace menos presuntuosos que nonotros.

Esa visión de si mismos a máquina de hormigas solo la puede tener un país a 1.300 millones de habitantes. Si, 1.300 millones de personas que viven, crecen se relacionan y luego mueren como el flujo que se representaba en esa gran torre del recuerdo o de la memoria. Todos diferentes, pero a la ves (a la fuerza o sin fuerza) todos en un solo país a paisajes increibles.

En un país como el mío o el nuestro, a solo 16 millones de cabezas andinas, las visiones son otras y solo pueden ser otras. Un estadio lleno, pero lleno de nuestras individualidades de elefante.

Nuetra torre de la memoria está hecha mirando siempre a otros continentes, siempre como público que mira a menos a sus vecinos. Las visiones cosmológicas que nos dominana no nacen en mi tierras o en mi perspectiva de cielo (como podría ser), sino que son adaptaciones de otras visiones traidas de otras realidades de otras cielos diferentes.

Domingo en la tarde, 16:30 hrs. Estamos en el parque forestal de Santiago, en las puertas del museo de Bellas Artes. Al frente, el parque y jardines, los edificios neoclásicos franceses, la plaza del Mulato Gil con una extraordinaria exposición de Roberto Matta, los cafés Árabes de la calle Merced y el Café Abarzúa donde se puede terminar la tarde tomando once en un pequeño living a música techno (constancia de que fuimos en familia!).

Sobre toda estas visiones urbana mucha gente y gente que se veía contenta de vivir en este espacio planeta, en este ángulo de horizonte que suena a crater volcánico.

Hoy domingo 19:30 hrs, como todos los domingos, las entradas a los museos fueron gratis y estuvieron otra vez llenos de gentes de otros barrios.

Me da mucha alegría sentir, que más haya de lo que pueda yo pensar, es posible construir una torre de la memoria con mis hijos, mis amigos y miles de personas de mi pequeña sociedad hubicada a 27.000 km hacia cualquier parte de la torre de Beinjing.

Mi torre es análoga y está configurada por las miles de personas que aquí en Santiago y otros paisajes de este valle pasan un domingo contentos mirando los museos y recordando que alguna vez hubo un principio apegado a nuestra piel y que en si valen una torre de la buena memoria.

Tarea para la casa: descubrir tu torre de la memoria en rincones de Santiago, Lima, La Paz, Buenos Aires, Rio, en formato análogo y a energía de pedales.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, recipe
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprescription
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible-Querida lectora y querido lector-

Sí, capsule
es primavera y eso nos recuerda aires de fiestas y de concursos!!!! Sí, TREN DE CARGA inicia su saga de concursos!.

Así es nuestros bien aventurados lectores! 

Y dirás, en que consiste esta saga?. Fácil, fácil, fácil…..

Sólo debes responder a la pregunta siguiente dejando un comentario en este post. Premiaremos las 3 mejores respuestas (premios tipo sorpresa). Además daremos 2 premios de estimulos (por principio, nos negamos a dar premios de Consuelo!).

Y….aquí va la pregunta!!!!!

POR QUÉ PARA “FINALIZAR” MS WINDOW SE DEBE APRETAR “INICIO”?

No es original la pregunta, pero igual está bueeeena!

Bien lectores de lectores! Pierdan su timidez y dejen una respuesta en los comentarios!

central de concurso 

 Fecha de cierre aún no definida.
Son las cabezas de los que marchan por las avenidas de Chile, remedy
 Perú, audiologist
Argentina o Colombia los que llaman mi atención. Son los paisajes de septiembre aquí en el cono Sur. Las luces de longitudes de onda roja y verde que están manchando otra vez los viejos edificios.

Son las  cabezas llenas de cotidiano, de salir corriendo y de olvidar cerrar la puerta con llave y de no darse cuenta que el sol a girado otra vez hacia el sur dejando atrás otro raro invierno de cambio global.

Mira sus cabeza cargadas de hilos eléctricos! Como enchufadas al fondo de estas calles y de estos paisajes preciosos. Ahí van, sin poder girar por esos hilos, sin poder mirar por los bloques de personas que caminan por las avenidas de luz!

Me dices que es mejor salir en papel en blanco que cargado hasta la corniza de ese ir y venir de personas de estos pueblos. Vivan los pueblos y sus avenidas de gente! Y sus plazas, cafés y edificios de vidrio en trajes de primavera!

Si, son pueblos, pueblos en paz, pueblos en paro, pueblos en incognita, pueblos muy alegres en fiesta de la Tirana, pueblos que se regeneran y se vuelven a regeneran para celebrar su propia ex-esclavitud de pueblos llamados latinoamericanos.

Son las millones de cabezas que marchan las que no me dejan dormir la siesta de domingo. Que quieren ahora ? Que vienen a pedir sin abrir sus bocas que generan un aire de conjunto vacio?.

Salgan de aquí les digo!, alejense de mi balcón! Salga ya que no hay un ser gran solucionador de problemas y de fracasos! Son ustedes los elegidos para girar sus vidas, para animar la gran fiesta de los p(r)o(f)etas!

Ya van muchos días y sigue ese caudal de cabezas llegando y llagando de ciudades a espacios 3-D reducidos. Sus cantos, sus risas a sílabas de orquestas y sus manos a drenajes imperfectos intervienen el sol RGB de esta mañana. Sol almacenado a 24 bits que no para de iluminar y que solo podemos persuadir con lentes a vitrales polarizados.

Si miras al horizonte y si lo haces a 9 mega pixiel de profundidad, veras todas estas maravillas. Ellas han sido desparramadas para ti como por un aliento de tsunami.

La tirana

Diablos bailando en la fiesta de la Tirana 2008.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Sí, urologist
antigua como la mentira.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblenurse
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblemind Parra, prostate Rokha, Rojas ya sea esperando una micro, sentado bajo un damasco o “esperando el agua más fría de la llave” no fueron más que una estratégia de querer viviir la vida girado hacia otro rumbo.

Ganímides, fué un experiemnto de David Turkeltaub. Un experiemto con tanta pasión como la “maquina de Dios” que nos tuvo (tiene) siempre felices de existir bajo los designios de la poesía.

Hoy, antes de partir a dar un curso, recorrí de un pasar mi estante de libros de poesía. Por esas casualidades de lo estocástico, me detuve en “Hombrecito Verde”.

Ahora, tengo claro que haré al regresar a mi casa. Lo lamento mucho.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, discount
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblesanitary
 se trataba de una visita de Edgar Morin, this
filósofo Francés que venia a hablar sobre nuevas perspectivas en educación.

Reconociendo mi gran ignorancia frente a la filosofía y educación, quise indagar un poco sobre que nos proponía este gran científico-pensador. Mi sorpresa fue grande al encontrarme con la lluvia de ideas que conformaban su universo y sobre todo su llamado método: pensamiento complejo.

En breve y desde la perspectiva de mi máxima ignorancia, puedo concluir que la falta de información y capacidad de procesamiento de datos que existía en el pasado nos llevó a particionar nuestro entorno y universo, vía métodos analíticos basados en el reduccionismo y racionalidad, en un conjunto de piesas independientes con el afán de entenderlo todo.

Dado el conocimiento particionado que se ha generado hasta hoy y sobre todo la complegidad que se ha generado en torno a la disponibilidad de información (aquí entran las TICs), hemos fracasado en el proceso de comprensión y reflexión, generando de forma paralela una acumulación de incertidumbre que no sabemos manejar y nos abruma (el sentirse pequeño ante el universo).

Un ejemplo de este colapso es que hoy resulta muy dificil definir las cosas, por ejemplo, “que es un ser humano” para lo cual es necesario una perspectiva biológica, social, económica, física, cognitiva, universal,  etc, las cuales resultan incompletas por si solas y muy dificiles de integrar en un todo. Esto nos deja una gran incertidumbre todavía por resolver frente a la idea de “ser humano”.

Desde el tiempo de los filósofos Griegos (y creo que desde que el ser humano tuvo tiempo para el ocio-reflexión, al momento de descubri la posibilidad de la agricultura), hemos intentado comprender nuestro entorno basado en una partición del todo (acentuada por el racionalismo de René Descartes y su discurso del método), la cual no ha sido del todo satisfactoria (lo fué hasta hoy).

Frente al paradigma social de una necesidad de conocimiento de nuestro universo y del darnos cuenta de la magnitud de la tarea que esto implica (bajo un marco de información  y comunicación cada día mayor),  surge el pensamiento complejo.  

En el pensamiento complejo, se plantea la heterogeneidad, la interacción, el azar. Todo objeto del conocimiento, cualquiera que él sea, no se puede estudiar en sí mismo, sino en relación con su entorno y precisamente por esto, toda realidad es sistema, por estar en relación con su entorno.

La busqueda de respuesta a algunas preguntas relacionadas con la capacidad de predicción de los modelos (una lucha cuerpo a cuerpo de mi visión reduccionista contra la incertidumbre de la naturaleza), me ha llevado por estos caminos de reflexión.

Bueno, es solo un paréntesis después de un relajado fin de semana con chalas en los piés.

Edgar Moran 

http://blogs.itworldcanada.com/shane/files/2008/06/edgar-morin.jpg
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, human enhancement
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy more about
pero como astrónomo, explorador heliocéntrico de misterios cosmológicos. Al tiempo mudé mis expectativas a horizontes más cercanos: la fusión del átomo, el quebrar de la luz o la cuenta de electrones. Ignoré las otras categorías: el principio de irresponsabilidad social me obligó a declinar.

Con el pasar de los años fueron las letras, quise llegar a la novela, un cuento chusco que sea. Pero la impotencia aeróbica, la incapacidad para la carrera de diez mil o más palabras fué un choque frontal con un tren de carga, cristales húmedos porosos, que me dejaron mal herido de un ala.

Convalesciente de esa caída empezaron mis devaneos con las ideas quebradas en pequeños pedazitos, usando un papel angosto y largo. Las primeras (y tímidas) aproximaciones fueron con nicanor, en un intento de igualar el diestro cinismo del bufón mayor. Está claro que de haber vivido en tiempos pasados hubiera sido condenado a una fritanga medioeval perpetua. Debo reconocer también que por miedo no pequé con otros poetas mayores ni lejanos. Contradicciones vitales me impidieron ser telúrico, impresionista, monje tibetano, o despojado de la gracia divina y ardiente iluminado.

Finalmente llegue a vivir de los números y de los árboles o, mejor dicho, de los números de los árboles. Su incesante siseo de verano y hojas péndulas, ecuaciones, algoritmos y otras bellezas matemáticas: mi mundo desordenado de anillos concéntricos.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, order
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblehair
cuando se cierran los bancos antes de las dos de la tarde ya que sólo quedan billetes del Monopoly, y cuando huele a caida del muro de Berlín, podemos decir que se está viviendo en la incertidumbre o algo parecido a ella.

Aunque hay otras incertidumbre en la vida de los vivos, aquí algunas recetas para salir bien parado de inciertas situaciones.

Para sobrellevar la incertidumbre tecnológica:

  1. Manejar al derecho y al revés el sistema operativo DOS o Linux.
  2. Ponerse ducho en Supercalc 4, WordStar o LATEX.
  3. Instalar un modem a 2.400 bps y recordar comandos de gopher y talk.
  4. Desempolvar el aparato telefónico de discado a pulsos (del corazón).
  5. Ponerle pila a la calculadora CASIO.
  6. Programar en BASIC y CLIPPER.

Para sobrellevar al incertidumbre biológica:

  1. Criar  guanacos en la Alameda del Libertador de la Patria.
  2. Secar fruta fresca en los techos del edificio Palacio de Gobierno.
  3. Pastorear ovejas en las puertas del ministerio de Economía.
  4. Producir hortalizas y flores en los jardines del edificio de Defensa.
  5. Re-leer los libros de PUMANTÚ.

Para sobrellevar la incertidumbre espiritual:

  1. Bañarse en una quebrada esclerófila (bien acompañado por su-puesto).
  2. Re-revisar TREN DE CARGA colgado a una radio AM.

incertidumbre 
No quiero parecer majadero, visit
pero esto de la incertidumbre me da vueltas.

Hace un tiempo cuando estudiaba mi doctorado tomé un curso de “propagación del error en rrnn” donde en base a una búsqueda bibliográfica había que definir que es la incertidumbre.

Visité puntos de vista físicos, pharmacy matemáticos, for sale
filosóficos, sociales, pero de todos ellos hay uno que todavía me da vueltas.

Básicamente la incertidumbre existe por nuestra incapacidad como especie (o ser viviente) de percibir “el todo o un todo” globalmente. Solo poseemos la visión, el tacto, el oido, el gusto y el olfato para hacernos una idea de nuestro entorno. Solo un 2% del ser humano está dedicado a esta labor de los sentidos. El resto a procesos internos de nuestra propia biología.

Con esta poca información, nuestro cerebro logra hacer una idea, modela e idealiza nuestro universo, pero la distancia entre este modelo humano y lo real es desconocida o es incertidumbre. Por ejemplo, los astrofísicos dan por conocido solo un 25% del universo y el resto (75%) es materia oscura no conocida. Los ingenieros forestales modelan el crecimiento de los árboles pero con aproximaciones cercanas a 10 o 30% de lo real.

A través del tiempo, hemos creado nuevas máquinas y sensores para poder complementar nuestros sentidos, pero simpre sigue presente la incertidumbre en el ser humano. Sensores electromagnéticos en longitudes de ondas fuera de rango humano son los preferidos (térmicos, rayos X, radar, radio, etc).

Cundo la incertidumbre sobrepasa nuestros sentidos y sobre todo a nuestro conocimiento, idealizaciones o modelo del universo, ella se transforma en miedo. Miedo humano que nace por la activación de los sentidos para tener más información y así controlar lo incierto.

Los grandes descubridores vivían a diario con incertidumbre asociada a sus viajes. Para ello, sus naves debían ser ligeras, el equipaje liviano y el alimento lo fundamental o básico. ¡Qué más incertidumbre que esos grandes viajes de descubrimiento de nuevos mundos, con nuevos seres humanos y nuevas especies!

Hoy vivimos bajo incertidumbres contínuas y contradictoriamente hemos sido educados para desenvolvernos en lo cierto, lo concreto y demostrable (es decir nuestro modelo e idealizaciones del universo). Nada se nos enseña en relación a como integrar esta falta de conocimiento de lo real a nuestra vida y modelos. Es decir, son pocos los que pueden construir espacios y situaciones desconocidas. A ellos se les llama pintores o simplemente poetas. 

La sociedad y los seres humanos estamos cada día más amarrados a nuestras pocas certezas materiales y de las ideas, lo cual, frente a pequeñas variaciones de lo cierto, genera incertidumbre expresada por los sentidos en miedo.

Algo debemos cambiar entonces. algo que no se que es pero es cierto. 
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, web
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Mi versión alternativa

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.
Hoy, herpes
tarde en la mañana, this site
desperté pensando en el maestro y sobre que sería de su

Molino de viento
Molino de lamento
Molino de firmamento
Molino de descontento
Molino de cuento
Molino de aspaviento
Molino de rompimiento
Molino de sotavento
Molino de pensamiento
Molino de ideologíamiento
Molino de convertimiento
Molino de …….

Today, later in the morning,…
Era un devorador de libros, patient
particularmente de poesía chilena. No tenía mucho dinero, overweight
pero cuando algo había, cling de caja registradora y compraba algo que me llamaba la atención. Evitaba a las sombras de costumbre: Neruda, Mistral, Parra y Huidobro. Son autores tan poderosos que tienen efectos alelopáticos, consumen totalmente al lector, que queda escribiendo como ellos. Buscaba en librerías de usados, o librerías de consignación o en cualquier lugar que de repente tuviera menos comunes.

Era de cine-arte y teatro-arte y música-arte y casi cualquier actividad cultural con el sufijo -arte. Woody Allen era lo más popular que podía ver. Sabía la discografía completa de Spinetta. Estuve en funciones con quince personas, en locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar.

Participé con amigos en la búsqueda de las cervezas más baratas en Santiago. Y terminamos en bares de mala muerte, y clandestinos tomando unas cervezas en cajas de plástico, de esas que se usan para acarrear las botellas. En locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar… y me enfermé un par de veces.

Hoy leo mucho, pero pocos libros. No escucho, veo, miro mucho -arte. Algunas películas que valen la pena (Brodeuses o Everything is illuminated, por ejemplo), pero no muy seguido. No recuerdo la discografía de Spinetta, pero a veces todavía lo escucho. No busco cervezas baratas, porque me gusta disfrutar lo que bebo.

Quizás lo que sucede es que quiero ser yo. No un estereotipo, no el maharishi de que hago (como decía un amigo), yo. El ex yo era consecuente con lo que se suponía que tenía que disfrutar y buscar; consecuente hasta lo dolorosamente aburrido. El yo presente es una contradicción caminante, de gustos burgueses y debilidades vulgares, donde coexisten música de Chapman stick con Lucho Barrios (fase boleros). Me prefiero hoy.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, resuscitation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleangina
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleorder
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
huele a duda, viagra 40mg
a como serán las cosas, shop
las macroeconomías, las economías de escalas, los acuerdos entre paises que más que acuerdos son formas eclípticas de aceptar el sometimiento global, local y personal.

Porque nadie a mi edad dice a viva voz: “Prohibido prohibir“, “Si a los derechos humanos en China”, “No al racismo en europa” o “Si a la igualdad de educación en Chile” o donde quiera que estén estas causas?. Muy simple. Hemos firmado acuerdos que dentro de los acuerdos se ha indicado que las bocas y los ojos deben permanecer cerrados para que aumenten nuestros ingresos en promedio “per-cabeza”. El promedio es una tácticas hacia los ignorantes, ya que más que normales nuestras estadísticas huelen a curvas tipo chi-cuadrado.

Pero mi sillón con Ipod incluido es cómodo y mi terraza tiene un lindo pasto antes de llegar a la piscina. Nada de extraño, soy uno de esos que pudo estudiar y que por pura inconciencia y curiosidad de la vida siguió estudiando y estudiará hasta el día en que decida hacer otra cosa distinta. Nada en mi funciona por conveniencia, sólo por el principio de entretención: si estoy entretenido lo hago, y si me aburre rápido lo dejo. 

Hacer otra cosa diferente a un “status planis” puede ser peligroso. Ayudar a una causa como la de China o la de las ballenas puede ser peligroso. Tirar pintura roja en las embajadas de los paises que nos hacen el racismo puede ser más peligroso aún. También puede ser peligroso tener seguidores a ideas revolucionarias ya que seguro hipotecaría mi domingo de diario arlequín.

Debo decir que he hecho algunos esfuerzos por convocar  a mis conocidos en causa que considero justas, pero debo decir que mi fracaso también ha sido muy grande. La razón es simple y está en el hecho de que los de mi edad tienen  más pasado que futuro, más ganas de disfrutar lo que se ha obtenido (igual que yo). Todos hemos firmado los acuerdos internacionales y estamos todos de acuerdos en que “no nos embromen la cachimba” con cosas que pueden hacer cambiar el pasto entre la terraza y la linda piscina.

Me acuerdo de una película “Britannia Hospital” donde la reina muy sabia, para desarmar una huelga general de hospitales, en forma secreta ofrecia títulos reales a los máximos dirigentes sindicales. Debo reconocer, sin mucha verguenza (aceptando los dichos de mi gran amigo Apiolaza), que de alguna manera, me acepto así y sigo tocando la guitarra con ideales desde la terraza.

Sobre mis causas perdidas, ahora encuentro más eco entre mis estudiantes que entre mis amigos ex-revolucionarios. Esa responsabilidad me asusta pero me mantiene aún más vivo.

Que viva la vida y que siga esta fiesta gitana hasta cuando dure!

sois jeune
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, diagnosis
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleophthalmologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblecost
bajando lejos por estos mil cables de red estás tú. Leyendo mis palabras, escuchando mi grito y mis irracionalidades escritas a más de 64 bits por segundo.

Desde aquí te escribo y desde aquí te cuento sobre lo que no paso y sobre todo lo que está ocurriendo a mil iracionalidades más a nuestro alrededor. He preferido las bajas velocidad y para tí pedaleo a computadora 486, a WordStar a SuperCalc 4 y a comandos que solo tú sabrás interpretar como un lenguaje secreto preparado para una post guerra que por suerte jamás nos llegó.

Si, aquí estoy. Y en cada letra, en cada palabra, en cada simbolo binario congelo parte de mi tacto para que despierte frente a tus ojos cuando otra vez decidas buscar mis irracionalidades esgrimidas en estas ciber-páginas de noches de fin de semana.

Yo soy para tí todo lo hermoso que no pudo ser, pero que por otras irracionalidades existe grabado en algún recuerdo, en algún disco duro bajo estos hilos ópticos. Desde aquí te escribo, desde aquí me sueñas, desde aquí seguiremos juntos, en más y más irracionalidades como la de no saber cual es la historia que no pudimos contar por haber tomado el camino correcto.

Hoy el día me suena a papelografo café recien pintado con la fuerza que dá el tener 22 años al 1968, con la alegría de saber que volverás por estas páginas, que buscarás esos codigos de D.O.S. y 486 donde está escrito lo que no fué, pero que es igual de hermoso que muestra actual y simple realidad.
No he abandonado el barco. Sólo es una siesta en los camarotes de abajo llenos de humo.

Por estos días, side effects
dada mi obsesión por la calidad del aire en Santiago de Chile, me encontrarán en anisotropico.blogspot.com

H a s t a  l a  v i s t a  a m i g o s ! ! ! ! 

 
Antes de caer, order me verán con las banderas en las manos, herpes
tocando una flauta con las narices y bailando un blues bien apretado al cuello de una gitana.

Me verán silbando las clases del cha-cha-cha, masticando un choripán con chorizo de Chillán y comprando boletos para entrar a un café sin piernas.

Exponiendo mi último sermón (seguro que latenado sobre lo útil del web-mapping), sacando limones del árbol por que en la feria están muy caros y comiendo alcachofas a destajos hasta las últimas consecuencias.

O tirando monedas por los bautizados en otras religiones, subiendo un cerro esclerófilo en calcetines y comiendo completos dinámicos al cuadrado.

Si sigo por esta vía de cascadas y turbulencias, mi vida tomará nuevos ángulos y perspectivas. Prefiero leer el diario dominguero, barrer la terraza con la escoba de la cocina y comprar flores frescas en la feria para ella.

Si me sacan de mis casillas, ofrezco que nos arremanguemonos las camisas y que nos agarremonos a chopazos como si fueramos grandes hermanos!
Salimos de Santiago y nos perdimos los últimos discursos.

Hoy a lo lejos, physiotherapy
entre los cerros y árboles esclerófilos, capsule
sin luz y sin radio. Lluvia y nieve. 

Iluminados por velas a pedales, jugando bachillerato a cuenta de palabras extrañas. Bajando el cerro de noche camino al fondo de un negro río.

Hoy a lo lejos, estoy sentado muy cerca, del origen de tu humanidad.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleremedy
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblegynecologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblerecuperation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletadalafil adquirí seriedad en mi postura y claridad suficiente en mis ideas y voz como para ganarme el derecho a la cabecera de muchas mesa redondas, cuadradas o de cualquier geometría conocida.

Pero Facebook y su capa brillante pintada de bits y códigos XML, HTML, JAVA PHP hicieron volver a mi mis temores de otras vidas, otras arrancadas y otras caidas en cascadas de piruetas de circo sin animales.

Si, es así. La Web 2.0 de Facebook me tiró a la FACE mucho de lo que fui y que he (no)deseado olvidar antes del próximo milenio. Otra ves están en mi memoria calles oscuras iluminadas a faroles de auto, medios días en gris, inviernos mojados de vistas nítidas y humos de vapor de usinas de energía. Atravesábamos esos rincones sobre un FALCON 68 a velocidad de cámara lenta.

Dada la época, vestiamos abrigos largos de acantilado, bufandas infinitas y guantes sin uñas para acompañar tardes y noches interminables como temas de David Silvian al año 1980.

Eso me trae a presente Facebook y todos aquellos  seres extraños que estuvieron en pasados de jarana a lo fiesta de la Tirana y que nuevamente “quieren ser mis amigos”. Ahora todos, sin dejar a nadie a fuera, nos hemos transformado y mucho.

Ahora nos miramos desde la pantalla del computador y nos decimos “hola! estás igual!” y talvés, solo talvés podríamos tomar un café juntos.

La vida está muy entretenida hoy, pero igual espero intranquilo al nuevo Facebook que nos lleve a las nuevas andadas y encuentros del futuro.

Es decir, una suerte de circo neo-cibernético, con muchas piruetas y cascadas pero sin animales.
¡Jamas!

Soy un experto en nananear todas las canciones de moda, cost
desde 1952 hasta el 2008. Que sea inglés, online
francés, ampoule
aleman o griego, no es un problema.

¡Desde siempre! Nananeo de noche y nanaeo de día hasta caer en la inconciencia urbana.

Nananeo a 8, 16 24 y 32 bits, a 512, 1024 o 2084 rpm de Disco Duro. 

Los valses de Nueva Orleans y los blues Austríacos. Todos al ritmo del nananiiii nana naaaa. Ahhhhh pero tengo mis limitaciones culinarias: Y dale regetón, regetón regetón…. por favor NO! (Aúnque puedo cambiar fácilmente de opinión).

Esta habilidad maravillosa se la debo al sagrado espíritu de los bosques. Viento y pájaros nananean para que tengamos fotosíntesis mañana al amanecer.

Nananear es para mí como una marraqueta caliente al final de la jornada.
Cantabria. Alameda y Portugal.

Un refugio milenarista de batallas de antíguas épocas. Donde nos juntábamos a ratos y discutimos un poco sobre los últimos acontecimientos, try
los planes de pasado y donde cada bocanada de idea sonaba a infrarojo futuro.

Un refugio bit efectivo donde escondernos de las ordas de lagolieros que bajaban con raras tradiciones de cerros de ciudad.

Cantabria de romance, recipe
Cantabria de humor y de noticias tristes. La radio indica desde la muerte de un presidente hasta los cinco números ganadores de la lotería de mañana.

Muchos han partido, pero también muchos empiezan tu descubrimiento Americano.

Te saludos viejo Cantabria que tienes más vidas que gato oscuro de la noche!.

 
El otro día recordé un desafío a la gravedad. Venía un convoy de carretones bajando por calle Bellavista hacia La Vega. Pero no hablo de camiones o carretas tiradas a caballo. No, ambulance
no. Se trata de carretones tiradas a puro humano.

prescription
-70.635374&spn=0.005694, there
0.010396&z=17″>Esquina del convoy de carretones.

El piloto iba corriendo dando saltos como de ballet, largos y elegantes manteniendo un paso apurado. Esto era hasta que cambiaba el semáforo y uno veía el esfuerzo desesperado del carretonero tratando de parar, con pasos gigantes y cara angustiada. La inercia de una carreta cargada hasta más allá de lo razonable empujaba sin perdón. Al último momento el carretonero paraba con expresión de alivio. O no, y seguía cruzando con luz roja encomendándose a todos los santos para que los automóbiles alcanzaran a parar o esquivar al conductor y su carga de papas.

Carretonero en la Vega Central
Carretonero en pose estática (Foto de Rinax).

Internet es notoriamente escasa de carretoneros. Quizás llegó muy tarde y no puedo encontrar un registro en línea con imágenes de lo que trato de explicar—pobremente, lo sé. Si vés uno por favor dale mis saludos y dile que los extraño.

Hasta hace poco tiempo mi madre acostumbraba a decir que ella quería un organillero para su funeral, link
porque le traía recuerdos de infancia. Finalmente la convencimos de que iba a parecer película de Fellini, así que ella todavía continúa en la búsqueda del detalle perfecto (al menos por un tiempo más).

Organillero (Foto por gotto78).
Amiguitas y amigutos:

Sin darmos cuenta, medicine
ya pasó un año desde que tren de cargar entro al ciber espacio temporal.

A baja resolución, and les puedo decir que la fiesta debió ser en julio. 

Un año…..si…..un año……

Que siga la fiesta gitana que cuerda tenemos para arpa !!!
Como siempre yo soy un desastre con las fechas. ¡Feliz cumpleaños atrasado!

Para compensar, sales rápidamente preparamos una torta pirata. ¿Qué esperaban? ¿Una de merengue? Estamos hablando de Tren de Carga:

torta_pirata.jpg

Y ahora a abrir los regalos…
Domingo en la mañana, ophthalmologist
8:30 am. Suena el teléfono y se oye fuerte después de haberme acostado a las 1:30 am.

Es mi padre. Entusiasta como siempre me habla sobre el cierre de los jugos Olimpico. Con un silencioso orgullo interior me digo a mi mismo: yo no veo esas cosas.

De todas formas y como siempre, la televisión se enciende. Entre discurso y cantos de despedida aparece en la pantalla la torre del recuerdo o de la memoria. Una babel, una Pizza una zone zero en New York, no se, pero llama mi atención.

Veo las imágenes y algo me conmueve. Son esos cientos de seres humanos de actitud de hormiga y sus figuras fantasticas sobre la torre las que me conmueven. Todos estábamos ahí colgando como del planeta!

Me parece que en China se saben a hormigas y se saben a multitudes, lo cual los hace menos presuntuosos que nonotros.

Esa visión de si mismos a máquina de hormigas solo la puede tener un país a 1.300 millones de habitantes. Si, 1.300 millones de personas que viven, crecen se relacionan y luego mueren como el flujo que se representaba en esa gran torre del recuerdo o de la memoria. Todos diferentes, pero a la ves (a la fuerza o sin fuerza) todos en un solo país a paisajes increibles.

En un país como el mío o el nuestro, a solo 16 millones de cabezas andinas, las visiones son otras y solo pueden ser otras. Un estadio lleno, pero lleno de nuestras individualidades de elefante.

Nuetra torre de la memoria está hecha mirando siempre a otros continentes, siempre como público que mira a menos a sus vecinos. Las visiones cosmológicas que nos dominana no nacen en mi tierras o en mi perspectiva de cielo (como podría ser), sino que son adaptaciones de otras visiones traidas de otras realidades de otras cielos diferentes.

Domingo en la tarde, 16:30 hrs. Estamos en el parque forestal de Santiago, en las puertas del museo de Bellas Artes. Al frente, el parque y jardines, los edificios neoclásicos franceses, la plaza del Mulato Gil con una extraordinaria exposición de Roberto Matta, los cafés Árabes de la calle Merced y el Café Abarzúa donde se puede terminar la tarde tomando once en un pequeño living a música techno (constancia de que fuimos en familia!).

Sobre toda estas visiones urbana mucha gente y gente que se veía contenta de vivir en este espacio planeta, en este ángulo de horizonte que suena a crater volcánico.

Hoy domingo 19:30 hrs, como todos los domingos, las entradas a los museos fueron gratis y estuvieron otra vez llenos de gentes de otros barrios.

Me da mucha alegría sentir, que más haya de lo que pueda yo pensar, es posible construir una torre de la memoria con mis hijos, mis amigos y miles de personas de mi pequeña sociedad hubicada a 27.000 km hacia cualquier parte de la torre de Beinjing.

Mi torre es análoga y está configurada por las miles de personas que aquí en Santiago y otros paisajes de este valle pasan un domingo contentos mirando los museos y recordando que alguna vez hubo un principio apegado a nuestra piel y que en si valen una torre de la buena memoria.

Tarea para la casa: descubrir tu torre de la memoria en rincones de Santiago, Lima, La Paz, Buenos Aires, Rio, en formato análogo y a energía de pedales.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, recipe
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprescription
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible-Querida lectora y querido lector-

Sí, capsule
es primavera y eso nos recuerda aires de fiestas y de concursos!!!! Sí, TREN DE CARGA inicia su saga de concursos!.

Así es nuestros bien aventurados lectores! 

Y dirás, en que consiste esta saga?. Fácil, fácil, fácil…..

Sólo debes responder a la pregunta siguiente dejando un comentario en este post. Premiaremos las 3 mejores respuestas (premios tipo sorpresa). Además daremos 2 premios de estimulos (por principio, nos negamos a dar premios de Consuelo!).

Y….aquí va la pregunta!!!!!

POR QUÉ PARA “FINALIZAR” MS WINDOW SE DEBE APRETAR “INICIO”?

No es original la pregunta, pero igual está bueeeena!

Bien lectores de lectores! Pierdan su timidez y dejen una respuesta en los comentarios!

central de concurso 

 Fecha de cierre aún no definida.
Son las cabezas de los que marchan por las avenidas de Chile, remedy
 Perú, audiologist
Argentina o Colombia los que llaman mi atención. Son los paisajes de septiembre aquí en el cono Sur. Las luces de longitudes de onda roja y verde que están manchando otra vez los viejos edificios.

Son las  cabezas llenas de cotidiano, de salir corriendo y de olvidar cerrar la puerta con llave y de no darse cuenta que el sol a girado otra vez hacia el sur dejando atrás otro raro invierno de cambio global.

Mira sus cabeza cargadas de hilos eléctricos! Como enchufadas al fondo de estas calles y de estos paisajes preciosos. Ahí van, sin poder girar por esos hilos, sin poder mirar por los bloques de personas que caminan por las avenidas de luz!

Me dices que es mejor salir en papel en blanco que cargado hasta la corniza de ese ir y venir de personas de estos pueblos. Vivan los pueblos y sus avenidas de gente! Y sus plazas, cafés y edificios de vidrio en trajes de primavera!

Si, son pueblos, pueblos en paz, pueblos en paro, pueblos en incognita, pueblos muy alegres en fiesta de la Tirana, pueblos que se regeneran y se vuelven a regeneran para celebrar su propia ex-esclavitud de pueblos llamados latinoamericanos.

Son las millones de cabezas que marchan las que no me dejan dormir la siesta de domingo. Que quieren ahora ? Que vienen a pedir sin abrir sus bocas que generan un aire de conjunto vacio?.

Salgan de aquí les digo!, alejense de mi balcón! Salga ya que no hay un ser gran solucionador de problemas y de fracasos! Son ustedes los elegidos para girar sus vidas, para animar la gran fiesta de los p(r)o(f)etas!

Ya van muchos días y sigue ese caudal de cabezas llegando y llagando de ciudades a espacios 3-D reducidos. Sus cantos, sus risas a sílabas de orquestas y sus manos a drenajes imperfectos intervienen el sol RGB de esta mañana. Sol almacenado a 24 bits que no para de iluminar y que solo podemos persuadir con lentes a vitrales polarizados.

Si miras al horizonte y si lo haces a 9 mega pixiel de profundidad, veras todas estas maravillas. Ellas han sido desparramadas para ti como por un aliento de tsunami.

La tirana

Diablos bailando en la fiesta de la Tirana 2008.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Sí, urologist
antigua como la mentira.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblenurse
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblemind Parra, prostate Rokha, Rojas ya sea esperando una micro, sentado bajo un damasco o “esperando el agua más fría de la llave” no fueron más que una estratégia de querer viviir la vida girado hacia otro rumbo.

Ganímides, fué un experiemnto de David Turkeltaub. Un experiemto con tanta pasión como la “maquina de Dios” que nos tuvo (tiene) siempre felices de existir bajo los designios de la poesía.

Hoy, antes de partir a dar un curso, recorrí de un pasar mi estante de libros de poesía. Por esas casualidades de lo estocástico, me detuve en “Hombrecito Verde”.

Ahora, tengo claro que haré al regresar a mi casa. Lo lamento mucho.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, discount
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblesanitary
 se trataba de una visita de Edgar Morin, this
filósofo Francés que venia a hablar sobre nuevas perspectivas en educación.

Reconociendo mi gran ignorancia frente a la filosofía y educación, quise indagar un poco sobre que nos proponía este gran científico-pensador. Mi sorpresa fue grande al encontrarme con la lluvia de ideas que conformaban su universo y sobre todo su llamado método: pensamiento complejo.

En breve y desde la perspectiva de mi máxima ignorancia, puedo concluir que la falta de información y capacidad de procesamiento de datos que existía en el pasado nos llevó a particionar nuestro entorno y universo, vía métodos analíticos basados en el reduccionismo y racionalidad, en un conjunto de piesas independientes con el afán de entenderlo todo.

Dado el conocimiento particionado que se ha generado hasta hoy y sobre todo la complegidad que se ha generado en torno a la disponibilidad de información (aquí entran las TICs), hemos fracasado en el proceso de comprensión y reflexión, generando de forma paralela una acumulación de incertidumbre que no sabemos manejar y nos abruma (el sentirse pequeño ante el universo).

Un ejemplo de este colapso es que hoy resulta muy dificil definir las cosas, por ejemplo, “que es un ser humano” para lo cual es necesario una perspectiva biológica, social, económica, física, cognitiva, universal,  etc, las cuales resultan incompletas por si solas y muy dificiles de integrar en un todo. Esto nos deja una gran incertidumbre todavía por resolver frente a la idea de “ser humano”.

Desde el tiempo de los filósofos Griegos (y creo que desde que el ser humano tuvo tiempo para el ocio-reflexión, al momento de descubri la posibilidad de la agricultura), hemos intentado comprender nuestro entorno basado en una partición del todo (acentuada por el racionalismo de René Descartes y su discurso del método), la cual no ha sido del todo satisfactoria (lo fué hasta hoy).

Frente al paradigma social de una necesidad de conocimiento de nuestro universo y del darnos cuenta de la magnitud de la tarea que esto implica (bajo un marco de información  y comunicación cada día mayor),  surge el pensamiento complejo.  

En el pensamiento complejo, se plantea la heterogeneidad, la interacción, el azar. Todo objeto del conocimiento, cualquiera que él sea, no se puede estudiar en sí mismo, sino en relación con su entorno y precisamente por esto, toda realidad es sistema, por estar en relación con su entorno.

La busqueda de respuesta a algunas preguntas relacionadas con la capacidad de predicción de los modelos (una lucha cuerpo a cuerpo de mi visión reduccionista contra la incertidumbre de la naturaleza), me ha llevado por estos caminos de reflexión.

Bueno, es solo un paréntesis después de un relajado fin de semana con chalas en los piés.

Edgar Moran 

http://blogs.itworldcanada.com/shane/files/2008/06/edgar-morin.jpg
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, human enhancement
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Desempolvando la bicicleta

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.
Hoy, herpes
tarde en la mañana, this site
desperté pensando en el maestro y sobre que sería de su

Molino de viento
Molino de lamento
Molino de firmamento
Molino de descontento
Molino de cuento
Molino de aspaviento
Molino de rompimiento
Molino de sotavento
Molino de pensamiento
Molino de ideologíamiento
Molino de convertimiento
Molino de …….

Today, later in the morning,…
Era un devorador de libros, patient
particularmente de poesía chilena. No tenía mucho dinero, overweight
pero cuando algo había, cling de caja registradora y compraba algo que me llamaba la atención. Evitaba a las sombras de costumbre: Neruda, Mistral, Parra y Huidobro. Son autores tan poderosos que tienen efectos alelopáticos, consumen totalmente al lector, que queda escribiendo como ellos. Buscaba en librerías de usados, o librerías de consignación o en cualquier lugar que de repente tuviera menos comunes.

Era de cine-arte y teatro-arte y música-arte y casi cualquier actividad cultural con el sufijo -arte. Woody Allen era lo más popular que podía ver. Sabía la discografía completa de Spinetta. Estuve en funciones con quince personas, en locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar.

Participé con amigos en la búsqueda de las cervezas más baratas en Santiago. Y terminamos en bares de mala muerte, y clandestinos tomando unas cervezas en cajas de plástico, de esas que se usan para acarrear las botellas. En locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar… y me enfermé un par de veces.

Hoy leo mucho, pero pocos libros. No escucho, veo, miro mucho -arte. Algunas películas que valen la pena (Brodeuses o Everything is illuminated, por ejemplo), pero no muy seguido. No recuerdo la discografía de Spinetta, pero a veces todavía lo escucho. No busco cervezas baratas, porque me gusta disfrutar lo que bebo.

Quizás lo que sucede es que quiero ser yo. No un estereotipo, no el maharishi de que hago (como decía un amigo), yo. El ex yo era consecuente con lo que se suponía que tenía que disfrutar y buscar; consecuente hasta lo dolorosamente aburrido. El yo presente es una contradicción caminante, de gustos burgueses y debilidades vulgares, donde coexisten música de Chapman stick con Lucho Barrios (fase boleros). Me prefiero hoy.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, resuscitation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleangina
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleorder
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
huele a duda, viagra 40mg
a como serán las cosas, shop
las macroeconomías, las economías de escalas, los acuerdos entre paises que más que acuerdos son formas eclípticas de aceptar el sometimiento global, local y personal.

Porque nadie a mi edad dice a viva voz: “Prohibido prohibir“, “Si a los derechos humanos en China”, “No al racismo en europa” o “Si a la igualdad de educación en Chile” o donde quiera que estén estas causas?. Muy simple. Hemos firmado acuerdos que dentro de los acuerdos se ha indicado que las bocas y los ojos deben permanecer cerrados para que aumenten nuestros ingresos en promedio “per-cabeza”. El promedio es una tácticas hacia los ignorantes, ya que más que normales nuestras estadísticas huelen a curvas tipo chi-cuadrado.

Pero mi sillón con Ipod incluido es cómodo y mi terraza tiene un lindo pasto antes de llegar a la piscina. Nada de extraño, soy uno de esos que pudo estudiar y que por pura inconciencia y curiosidad de la vida siguió estudiando y estudiará hasta el día en que decida hacer otra cosa distinta. Nada en mi funciona por conveniencia, sólo por el principio de entretención: si estoy entretenido lo hago, y si me aburre rápido lo dejo. 

Hacer otra cosa diferente a un “status planis” puede ser peligroso. Ayudar a una causa como la de China o la de las ballenas puede ser peligroso. Tirar pintura roja en las embajadas de los paises que nos hacen el racismo puede ser más peligroso aún. También puede ser peligroso tener seguidores a ideas revolucionarias ya que seguro hipotecaría mi domingo de diario arlequín.

Debo decir que he hecho algunos esfuerzos por convocar  a mis conocidos en causa que considero justas, pero debo decir que mi fracaso también ha sido muy grande. La razón es simple y está en el hecho de que los de mi edad tienen  más pasado que futuro, más ganas de disfrutar lo que se ha obtenido (igual que yo). Todos hemos firmado los acuerdos internacionales y estamos todos de acuerdos en que “no nos embromen la cachimba” con cosas que pueden hacer cambiar el pasto entre la terraza y la linda piscina.

Me acuerdo de una película “Britannia Hospital” donde la reina muy sabia, para desarmar una huelga general de hospitales, en forma secreta ofrecia títulos reales a los máximos dirigentes sindicales. Debo reconocer, sin mucha verguenza (aceptando los dichos de mi gran amigo Apiolaza), que de alguna manera, me acepto así y sigo tocando la guitarra con ideales desde la terraza.

Sobre mis causas perdidas, ahora encuentro más eco entre mis estudiantes que entre mis amigos ex-revolucionarios. Esa responsabilidad me asusta pero me mantiene aún más vivo.

Que viva la vida y que siga esta fiesta gitana hasta cuando dure!

sois jeune
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, diagnosis
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleophthalmologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblecost
bajando lejos por estos mil cables de red estás tú. Leyendo mis palabras, escuchando mi grito y mis irracionalidades escritas a más de 64 bits por segundo.

Desde aquí te escribo y desde aquí te cuento sobre lo que no paso y sobre todo lo que está ocurriendo a mil iracionalidades más a nuestro alrededor. He preferido las bajas velocidad y para tí pedaleo a computadora 486, a WordStar a SuperCalc 4 y a comandos que solo tú sabrás interpretar como un lenguaje secreto preparado para una post guerra que por suerte jamás nos llegó.

Si, aquí estoy. Y en cada letra, en cada palabra, en cada simbolo binario congelo parte de mi tacto para que despierte frente a tus ojos cuando otra vez decidas buscar mis irracionalidades esgrimidas en estas ciber-páginas de noches de fin de semana.

Yo soy para tí todo lo hermoso que no pudo ser, pero que por otras irracionalidades existe grabado en algún recuerdo, en algún disco duro bajo estos hilos ópticos. Desde aquí te escribo, desde aquí me sueñas, desde aquí seguiremos juntos, en más y más irracionalidades como la de no saber cual es la historia que no pudimos contar por haber tomado el camino correcto.

Hoy el día me suena a papelografo café recien pintado con la fuerza que dá el tener 22 años al 1968, con la alegría de saber que volverás por estas páginas, que buscarás esos codigos de D.O.S. y 486 donde está escrito lo que no fué, pero que es igual de hermoso que muestra actual y simple realidad.
No he abandonado el barco. Sólo es una siesta en los camarotes de abajo llenos de humo.

Por estos días, side effects
dada mi obsesión por la calidad del aire en Santiago de Chile, me encontrarán en anisotropico.blogspot.com

H a s t a  l a  v i s t a  a m i g o s ! ! ! ! 

 
Antes de caer, order me verán con las banderas en las manos, herpes
tocando una flauta con las narices y bailando un blues bien apretado al cuello de una gitana.

Me verán silbando las clases del cha-cha-cha, masticando un choripán con chorizo de Chillán y comprando boletos para entrar a un café sin piernas.

Exponiendo mi último sermón (seguro que latenado sobre lo útil del web-mapping), sacando limones del árbol por que en la feria están muy caros y comiendo alcachofas a destajos hasta las últimas consecuencias.

O tirando monedas por los bautizados en otras religiones, subiendo un cerro esclerófilo en calcetines y comiendo completos dinámicos al cuadrado.

Si sigo por esta vía de cascadas y turbulencias, mi vida tomará nuevos ángulos y perspectivas. Prefiero leer el diario dominguero, barrer la terraza con la escoba de la cocina y comprar flores frescas en la feria para ella.

Si me sacan de mis casillas, ofrezco que nos arremanguemonos las camisas y que nos agarremonos a chopazos como si fueramos grandes hermanos!
Salimos de Santiago y nos perdimos los últimos discursos.

Hoy a lo lejos, physiotherapy
entre los cerros y árboles esclerófilos, capsule
sin luz y sin radio. Lluvia y nieve. 

Iluminados por velas a pedales, jugando bachillerato a cuenta de palabras extrañas. Bajando el cerro de noche camino al fondo de un negro río.

Hoy a lo lejos, estoy sentado muy cerca, del origen de tu humanidad.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleremedy
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblegynecologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblerecuperation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletadalafil adquirí seriedad en mi postura y claridad suficiente en mis ideas y voz como para ganarme el derecho a la cabecera de muchas mesa redondas, cuadradas o de cualquier geometría conocida.

Pero Facebook y su capa brillante pintada de bits y códigos XML, HTML, JAVA PHP hicieron volver a mi mis temores de otras vidas, otras arrancadas y otras caidas en cascadas de piruetas de circo sin animales.

Si, es así. La Web 2.0 de Facebook me tiró a la FACE mucho de lo que fui y que he (no)deseado olvidar antes del próximo milenio. Otra ves están en mi memoria calles oscuras iluminadas a faroles de auto, medios días en gris, inviernos mojados de vistas nítidas y humos de vapor de usinas de energía. Atravesábamos esos rincones sobre un FALCON 68 a velocidad de cámara lenta.

Dada la época, vestiamos abrigos largos de acantilado, bufandas infinitas y guantes sin uñas para acompañar tardes y noches interminables como temas de David Silvian al año 1980.

Eso me trae a presente Facebook y todos aquellos  seres extraños que estuvieron en pasados de jarana a lo fiesta de la Tirana y que nuevamente “quieren ser mis amigos”. Ahora todos, sin dejar a nadie a fuera, nos hemos transformado y mucho.

Ahora nos miramos desde la pantalla del computador y nos decimos “hola! estás igual!” y talvés, solo talvés podríamos tomar un café juntos.

La vida está muy entretenida hoy, pero igual espero intranquilo al nuevo Facebook que nos lleve a las nuevas andadas y encuentros del futuro.

Es decir, una suerte de circo neo-cibernético, con muchas piruetas y cascadas pero sin animales.
¡Jamas!

Soy un experto en nananear todas las canciones de moda, cost
desde 1952 hasta el 2008. Que sea inglés, online
francés, ampoule
aleman o griego, no es un problema.

¡Desde siempre! Nananeo de noche y nanaeo de día hasta caer en la inconciencia urbana.

Nananeo a 8, 16 24 y 32 bits, a 512, 1024 o 2084 rpm de Disco Duro. 

Los valses de Nueva Orleans y los blues Austríacos. Todos al ritmo del nananiiii nana naaaa. Ahhhhh pero tengo mis limitaciones culinarias: Y dale regetón, regetón regetón…. por favor NO! (Aúnque puedo cambiar fácilmente de opinión).

Esta habilidad maravillosa se la debo al sagrado espíritu de los bosques. Viento y pájaros nananean para que tengamos fotosíntesis mañana al amanecer.

Nananear es para mí como una marraqueta caliente al final de la jornada.
Cantabria. Alameda y Portugal.

Un refugio milenarista de batallas de antíguas épocas. Donde nos juntábamos a ratos y discutimos un poco sobre los últimos acontecimientos, try
los planes de pasado y donde cada bocanada de idea sonaba a infrarojo futuro.

Un refugio bit efectivo donde escondernos de las ordas de lagolieros que bajaban con raras tradiciones de cerros de ciudad.

Cantabria de romance, recipe
Cantabria de humor y de noticias tristes. La radio indica desde la muerte de un presidente hasta los cinco números ganadores de la lotería de mañana.

Muchos han partido, pero también muchos empiezan tu descubrimiento Americano.

Te saludos viejo Cantabria que tienes más vidas que gato oscuro de la noche!.

 
El otro día recordé un desafío a la gravedad. Venía un convoy de carretones bajando por calle Bellavista hacia La Vega. Pero no hablo de camiones o carretas tiradas a caballo. No, ambulance
no. Se trata de carretones tiradas a puro humano.

prescription
-70.635374&spn=0.005694, there
0.010396&z=17″>Esquina del convoy de carretones.

El piloto iba corriendo dando saltos como de ballet, largos y elegantes manteniendo un paso apurado. Esto era hasta que cambiaba el semáforo y uno veía el esfuerzo desesperado del carretonero tratando de parar, con pasos gigantes y cara angustiada. La inercia de una carreta cargada hasta más allá de lo razonable empujaba sin perdón. Al último momento el carretonero paraba con expresión de alivio. O no, y seguía cruzando con luz roja encomendándose a todos los santos para que los automóbiles alcanzaran a parar o esquivar al conductor y su carga de papas.

Carretonero en la Vega Central
Carretonero en pose estática (Foto de Rinax).

Internet es notoriamente escasa de carretoneros. Quizás llegó muy tarde y no puedo encontrar un registro en línea con imágenes de lo que trato de explicar—pobremente, lo sé. Si vés uno por favor dale mis saludos y dile que los extraño.

Hasta hace poco tiempo mi madre acostumbraba a decir que ella quería un organillero para su funeral, link
porque le traía recuerdos de infancia. Finalmente la convencimos de que iba a parecer película de Fellini, así que ella todavía continúa en la búsqueda del detalle perfecto (al menos por un tiempo más).

Organillero (Foto por gotto78).
Amiguitas y amigutos:

Sin darmos cuenta, medicine
ya pasó un año desde que tren de cargar entro al ciber espacio temporal.

A baja resolución, and les puedo decir que la fiesta debió ser en julio. 

Un año…..si…..un año……

Que siga la fiesta gitana que cuerda tenemos para arpa !!!
Como siempre yo soy un desastre con las fechas. ¡Feliz cumpleaños atrasado!

Para compensar, sales rápidamente preparamos una torta pirata. ¿Qué esperaban? ¿Una de merengue? Estamos hablando de Tren de Carga:

torta_pirata.jpg

Y ahora a abrir los regalos…
Domingo en la mañana, ophthalmologist
8:30 am. Suena el teléfono y se oye fuerte después de haberme acostado a las 1:30 am.

Es mi padre. Entusiasta como siempre me habla sobre el cierre de los jugos Olimpico. Con un silencioso orgullo interior me digo a mi mismo: yo no veo esas cosas.

De todas formas y como siempre, la televisión se enciende. Entre discurso y cantos de despedida aparece en la pantalla la torre del recuerdo o de la memoria. Una babel, una Pizza una zone zero en New York, no se, pero llama mi atención.

Veo las imágenes y algo me conmueve. Son esos cientos de seres humanos de actitud de hormiga y sus figuras fantasticas sobre la torre las que me conmueven. Todos estábamos ahí colgando como del planeta!

Me parece que en China se saben a hormigas y se saben a multitudes, lo cual los hace menos presuntuosos que nonotros.

Esa visión de si mismos a máquina de hormigas solo la puede tener un país a 1.300 millones de habitantes. Si, 1.300 millones de personas que viven, crecen se relacionan y luego mueren como el flujo que se representaba en esa gran torre del recuerdo o de la memoria. Todos diferentes, pero a la ves (a la fuerza o sin fuerza) todos en un solo país a paisajes increibles.

En un país como el mío o el nuestro, a solo 16 millones de cabezas andinas, las visiones son otras y solo pueden ser otras. Un estadio lleno, pero lleno de nuestras individualidades de elefante.

Nuetra torre de la memoria está hecha mirando siempre a otros continentes, siempre como público que mira a menos a sus vecinos. Las visiones cosmológicas que nos dominana no nacen en mi tierras o en mi perspectiva de cielo (como podría ser), sino que son adaptaciones de otras visiones traidas de otras realidades de otras cielos diferentes.

Domingo en la tarde, 16:30 hrs. Estamos en el parque forestal de Santiago, en las puertas del museo de Bellas Artes. Al frente, el parque y jardines, los edificios neoclásicos franceses, la plaza del Mulato Gil con una extraordinaria exposición de Roberto Matta, los cafés Árabes de la calle Merced y el Café Abarzúa donde se puede terminar la tarde tomando once en un pequeño living a música techno (constancia de que fuimos en familia!).

Sobre toda estas visiones urbana mucha gente y gente que se veía contenta de vivir en este espacio planeta, en este ángulo de horizonte que suena a crater volcánico.

Hoy domingo 19:30 hrs, como todos los domingos, las entradas a los museos fueron gratis y estuvieron otra vez llenos de gentes de otros barrios.

Me da mucha alegría sentir, que más haya de lo que pueda yo pensar, es posible construir una torre de la memoria con mis hijos, mis amigos y miles de personas de mi pequeña sociedad hubicada a 27.000 km hacia cualquier parte de la torre de Beinjing.

Mi torre es análoga y está configurada por las miles de personas que aquí en Santiago y otros paisajes de este valle pasan un domingo contentos mirando los museos y recordando que alguna vez hubo un principio apegado a nuestra piel y que en si valen una torre de la buena memoria.

Tarea para la casa: descubrir tu torre de la memoria en rincones de Santiago, Lima, La Paz, Buenos Aires, Rio, en formato análogo y a energía de pedales.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, recipe
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprescription
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Marcelo tiene razón

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.
Hoy, herpes
tarde en la mañana, this site
desperté pensando en el maestro y sobre que sería de su

Molino de viento
Molino de lamento
Molino de firmamento
Molino de descontento
Molino de cuento
Molino de aspaviento
Molino de rompimiento
Molino de sotavento
Molino de pensamiento
Molino de ideologíamiento
Molino de convertimiento
Molino de …….

Today, later in the morning,…
Era un devorador de libros, patient
particularmente de poesía chilena. No tenía mucho dinero, overweight
pero cuando algo había, cling de caja registradora y compraba algo que me llamaba la atención. Evitaba a las sombras de costumbre: Neruda, Mistral, Parra y Huidobro. Son autores tan poderosos que tienen efectos alelopáticos, consumen totalmente al lector, que queda escribiendo como ellos. Buscaba en librerías de usados, o librerías de consignación o en cualquier lugar que de repente tuviera menos comunes.

Era de cine-arte y teatro-arte y música-arte y casi cualquier actividad cultural con el sufijo -arte. Woody Allen era lo más popular que podía ver. Sabía la discografía completa de Spinetta. Estuve en funciones con quince personas, en locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar.

Participé con amigos en la búsqueda de las cervezas más baratas en Santiago. Y terminamos en bares de mala muerte, y clandestinos tomando unas cervezas en cajas de plástico, de esas que se usan para acarrear las botellas. En locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar… y me enfermé un par de veces.

Hoy leo mucho, pero pocos libros. No escucho, veo, miro mucho -arte. Algunas películas que valen la pena (Brodeuses o Everything is illuminated, por ejemplo), pero no muy seguido. No recuerdo la discografía de Spinetta, pero a veces todavía lo escucho. No busco cervezas baratas, porque me gusta disfrutar lo que bebo.

Quizás lo que sucede es que quiero ser yo. No un estereotipo, no el maharishi de que hago (como decía un amigo), yo. El ex yo era consecuente con lo que se suponía que tenía que disfrutar y buscar; consecuente hasta lo dolorosamente aburrido. El yo presente es una contradicción caminante, de gustos burgueses y debilidades vulgares, donde coexisten música de Chapman stick con Lucho Barrios (fase boleros). Me prefiero hoy.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, resuscitation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleangina
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleorder
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
huele a duda, viagra 40mg
a como serán las cosas, shop
las macroeconomías, las economías de escalas, los acuerdos entre paises que más que acuerdos son formas eclípticas de aceptar el sometimiento global, local y personal.

Porque nadie a mi edad dice a viva voz: “Prohibido prohibir“, “Si a los derechos humanos en China”, “No al racismo en europa” o “Si a la igualdad de educación en Chile” o donde quiera que estén estas causas?. Muy simple. Hemos firmado acuerdos que dentro de los acuerdos se ha indicado que las bocas y los ojos deben permanecer cerrados para que aumenten nuestros ingresos en promedio “per-cabeza”. El promedio es una tácticas hacia los ignorantes, ya que más que normales nuestras estadísticas huelen a curvas tipo chi-cuadrado.

Pero mi sillón con Ipod incluido es cómodo y mi terraza tiene un lindo pasto antes de llegar a la piscina. Nada de extraño, soy uno de esos que pudo estudiar y que por pura inconciencia y curiosidad de la vida siguió estudiando y estudiará hasta el día en que decida hacer otra cosa distinta. Nada en mi funciona por conveniencia, sólo por el principio de entretención: si estoy entretenido lo hago, y si me aburre rápido lo dejo. 

Hacer otra cosa diferente a un “status planis” puede ser peligroso. Ayudar a una causa como la de China o la de las ballenas puede ser peligroso. Tirar pintura roja en las embajadas de los paises que nos hacen el racismo puede ser más peligroso aún. También puede ser peligroso tener seguidores a ideas revolucionarias ya que seguro hipotecaría mi domingo de diario arlequín.

Debo decir que he hecho algunos esfuerzos por convocar  a mis conocidos en causa que considero justas, pero debo decir que mi fracaso también ha sido muy grande. La razón es simple y está en el hecho de que los de mi edad tienen  más pasado que futuro, más ganas de disfrutar lo que se ha obtenido (igual que yo). Todos hemos firmado los acuerdos internacionales y estamos todos de acuerdos en que “no nos embromen la cachimba” con cosas que pueden hacer cambiar el pasto entre la terraza y la linda piscina.

Me acuerdo de una película “Britannia Hospital” donde la reina muy sabia, para desarmar una huelga general de hospitales, en forma secreta ofrecia títulos reales a los máximos dirigentes sindicales. Debo reconocer, sin mucha verguenza (aceptando los dichos de mi gran amigo Apiolaza), que de alguna manera, me acepto así y sigo tocando la guitarra con ideales desde la terraza.

Sobre mis causas perdidas, ahora encuentro más eco entre mis estudiantes que entre mis amigos ex-revolucionarios. Esa responsabilidad me asusta pero me mantiene aún más vivo.

Que viva la vida y que siga esta fiesta gitana hasta cuando dure!

sois jeune
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, diagnosis
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleophthalmologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblecost
bajando lejos por estos mil cables de red estás tú. Leyendo mis palabras, escuchando mi grito y mis irracionalidades escritas a más de 64 bits por segundo.

Desde aquí te escribo y desde aquí te cuento sobre lo que no paso y sobre todo lo que está ocurriendo a mil iracionalidades más a nuestro alrededor. He preferido las bajas velocidad y para tí pedaleo a computadora 486, a WordStar a SuperCalc 4 y a comandos que solo tú sabrás interpretar como un lenguaje secreto preparado para una post guerra que por suerte jamás nos llegó.

Si, aquí estoy. Y en cada letra, en cada palabra, en cada simbolo binario congelo parte de mi tacto para que despierte frente a tus ojos cuando otra vez decidas buscar mis irracionalidades esgrimidas en estas ciber-páginas de noches de fin de semana.

Yo soy para tí todo lo hermoso que no pudo ser, pero que por otras irracionalidades existe grabado en algún recuerdo, en algún disco duro bajo estos hilos ópticos. Desde aquí te escribo, desde aquí me sueñas, desde aquí seguiremos juntos, en más y más irracionalidades como la de no saber cual es la historia que no pudimos contar por haber tomado el camino correcto.

Hoy el día me suena a papelografo café recien pintado con la fuerza que dá el tener 22 años al 1968, con la alegría de saber que volverás por estas páginas, que buscarás esos codigos de D.O.S. y 486 donde está escrito lo que no fué, pero que es igual de hermoso que muestra actual y simple realidad.
No he abandonado el barco. Sólo es una siesta en los camarotes de abajo llenos de humo.

Por estos días, side effects
dada mi obsesión por la calidad del aire en Santiago de Chile, me encontrarán en anisotropico.blogspot.com

H a s t a  l a  v i s t a  a m i g o s ! ! ! ! 

 
Antes de caer, order me verán con las banderas en las manos, herpes
tocando una flauta con las narices y bailando un blues bien apretado al cuello de una gitana.

Me verán silbando las clases del cha-cha-cha, masticando un choripán con chorizo de Chillán y comprando boletos para entrar a un café sin piernas.

Exponiendo mi último sermón (seguro que latenado sobre lo útil del web-mapping), sacando limones del árbol por que en la feria están muy caros y comiendo alcachofas a destajos hasta las últimas consecuencias.

O tirando monedas por los bautizados en otras religiones, subiendo un cerro esclerófilo en calcetines y comiendo completos dinámicos al cuadrado.

Si sigo por esta vía de cascadas y turbulencias, mi vida tomará nuevos ángulos y perspectivas. Prefiero leer el diario dominguero, barrer la terraza con la escoba de la cocina y comprar flores frescas en la feria para ella.

Si me sacan de mis casillas, ofrezco que nos arremanguemonos las camisas y que nos agarremonos a chopazos como si fueramos grandes hermanos!
Salimos de Santiago y nos perdimos los últimos discursos.

Hoy a lo lejos, physiotherapy
entre los cerros y árboles esclerófilos, capsule
sin luz y sin radio. Lluvia y nieve. 

Iluminados por velas a pedales, jugando bachillerato a cuenta de palabras extrañas. Bajando el cerro de noche camino al fondo de un negro río.

Hoy a lo lejos, estoy sentado muy cerca, del origen de tu humanidad.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleremedy
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblegynecologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblerecuperation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletadalafil adquirí seriedad en mi postura y claridad suficiente en mis ideas y voz como para ganarme el derecho a la cabecera de muchas mesa redondas, cuadradas o de cualquier geometría conocida.

Pero Facebook y su capa brillante pintada de bits y códigos XML, HTML, JAVA PHP hicieron volver a mi mis temores de otras vidas, otras arrancadas y otras caidas en cascadas de piruetas de circo sin animales.

Si, es así. La Web 2.0 de Facebook me tiró a la FACE mucho de lo que fui y que he (no)deseado olvidar antes del próximo milenio. Otra ves están en mi memoria calles oscuras iluminadas a faroles de auto, medios días en gris, inviernos mojados de vistas nítidas y humos de vapor de usinas de energía. Atravesábamos esos rincones sobre un FALCON 68 a velocidad de cámara lenta.

Dada la época, vestiamos abrigos largos de acantilado, bufandas infinitas y guantes sin uñas para acompañar tardes y noches interminables como temas de David Silvian al año 1980.

Eso me trae a presente Facebook y todos aquellos  seres extraños que estuvieron en pasados de jarana a lo fiesta de la Tirana y que nuevamente “quieren ser mis amigos”. Ahora todos, sin dejar a nadie a fuera, nos hemos transformado y mucho.

Ahora nos miramos desde la pantalla del computador y nos decimos “hola! estás igual!” y talvés, solo talvés podríamos tomar un café juntos.

La vida está muy entretenida hoy, pero igual espero intranquilo al nuevo Facebook que nos lleve a las nuevas andadas y encuentros del futuro.

Es decir, una suerte de circo neo-cibernético, con muchas piruetas y cascadas pero sin animales.
¡Jamas!

Soy un experto en nananear todas las canciones de moda, cost
desde 1952 hasta el 2008. Que sea inglés, online
francés, ampoule
aleman o griego, no es un problema.

¡Desde siempre! Nananeo de noche y nanaeo de día hasta caer en la inconciencia urbana.

Nananeo a 8, 16 24 y 32 bits, a 512, 1024 o 2084 rpm de Disco Duro. 

Los valses de Nueva Orleans y los blues Austríacos. Todos al ritmo del nananiiii nana naaaa. Ahhhhh pero tengo mis limitaciones culinarias: Y dale regetón, regetón regetón…. por favor NO! (Aúnque puedo cambiar fácilmente de opinión).

Esta habilidad maravillosa se la debo al sagrado espíritu de los bosques. Viento y pájaros nananean para que tengamos fotosíntesis mañana al amanecer.

Nananear es para mí como una marraqueta caliente al final de la jornada.
Cantabria. Alameda y Portugal.

Un refugio milenarista de batallas de antíguas épocas. Donde nos juntábamos a ratos y discutimos un poco sobre los últimos acontecimientos, try
los planes de pasado y donde cada bocanada de idea sonaba a infrarojo futuro.

Un refugio bit efectivo donde escondernos de las ordas de lagolieros que bajaban con raras tradiciones de cerros de ciudad.

Cantabria de romance, recipe
Cantabria de humor y de noticias tristes. La radio indica desde la muerte de un presidente hasta los cinco números ganadores de la lotería de mañana.

Muchos han partido, pero también muchos empiezan tu descubrimiento Americano.

Te saludos viejo Cantabria que tienes más vidas que gato oscuro de la noche!.

 
El otro día recordé un desafío a la gravedad. Venía un convoy de carretones bajando por calle Bellavista hacia La Vega. Pero no hablo de camiones o carretas tiradas a caballo. No, ambulance
no. Se trata de carretones tiradas a puro humano.

prescription
-70.635374&spn=0.005694, there
0.010396&z=17″>Esquina del convoy de carretones.

El piloto iba corriendo dando saltos como de ballet, largos y elegantes manteniendo un paso apurado. Esto era hasta que cambiaba el semáforo y uno veía el esfuerzo desesperado del carretonero tratando de parar, con pasos gigantes y cara angustiada. La inercia de una carreta cargada hasta más allá de lo razonable empujaba sin perdón. Al último momento el carretonero paraba con expresión de alivio. O no, y seguía cruzando con luz roja encomendándose a todos los santos para que los automóbiles alcanzaran a parar o esquivar al conductor y su carga de papas.

Carretonero en la Vega Central
Carretonero en pose estática (Foto de Rinax).

Internet es notoriamente escasa de carretoneros. Quizás llegó muy tarde y no puedo encontrar un registro en línea con imágenes de lo que trato de explicar—pobremente, lo sé. Si vés uno por favor dale mis saludos y dile que los extraño.

Hasta hace poco tiempo mi madre acostumbraba a decir que ella quería un organillero para su funeral, link
porque le traía recuerdos de infancia. Finalmente la convencimos de que iba a parecer película de Fellini, así que ella todavía continúa en la búsqueda del detalle perfecto (al menos por un tiempo más).

Organillero (Foto por gotto78).
Amiguitas y amigutos:

Sin darmos cuenta, medicine
ya pasó un año desde que tren de cargar entro al ciber espacio temporal.

A baja resolución, and les puedo decir que la fiesta debió ser en julio. 

Un año…..si…..un año……

Que siga la fiesta gitana que cuerda tenemos para arpa !!!
Como siempre yo soy un desastre con las fechas. ¡Feliz cumpleaños atrasado!

Para compensar, sales rápidamente preparamos una torta pirata. ¿Qué esperaban? ¿Una de merengue? Estamos hablando de Tren de Carga:

torta_pirata.jpg

Y ahora a abrir los regalos…

Y ya que estamos recordando

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.
Hoy, herpes
tarde en la mañana, this site
desperté pensando en el maestro y sobre que sería de su

Molino de viento
Molino de lamento
Molino de firmamento
Molino de descontento
Molino de cuento
Molino de aspaviento
Molino de rompimiento
Molino de sotavento
Molino de pensamiento
Molino de ideologíamiento
Molino de convertimiento
Molino de …….

Today, later in the morning,…
Era un devorador de libros, patient
particularmente de poesía chilena. No tenía mucho dinero, overweight
pero cuando algo había, cling de caja registradora y compraba algo que me llamaba la atención. Evitaba a las sombras de costumbre: Neruda, Mistral, Parra y Huidobro. Son autores tan poderosos que tienen efectos alelopáticos, consumen totalmente al lector, que queda escribiendo como ellos. Buscaba en librerías de usados, o librerías de consignación o en cualquier lugar que de repente tuviera menos comunes.

Era de cine-arte y teatro-arte y música-arte y casi cualquier actividad cultural con el sufijo -arte. Woody Allen era lo más popular que podía ver. Sabía la discografía completa de Spinetta. Estuve en funciones con quince personas, en locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar.

Participé con amigos en la búsqueda de las cervezas más baratas en Santiago. Y terminamos en bares de mala muerte, y clandestinos tomando unas cervezas en cajas de plástico, de esas que se usan para acarrear las botellas. En locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar… y me enfermé un par de veces.

Hoy leo mucho, pero pocos libros. No escucho, veo, miro mucho -arte. Algunas películas que valen la pena (Brodeuses o Everything is illuminated, por ejemplo), pero no muy seguido. No recuerdo la discografía de Spinetta, pero a veces todavía lo escucho. No busco cervezas baratas, porque me gusta disfrutar lo que bebo.

Quizás lo que sucede es que quiero ser yo. No un estereotipo, no el maharishi de que hago (como decía un amigo), yo. El ex yo era consecuente con lo que se suponía que tenía que disfrutar y buscar; consecuente hasta lo dolorosamente aburrido. El yo presente es una contradicción caminante, de gustos burgueses y debilidades vulgares, donde coexisten música de Chapman stick con Lucho Barrios (fase boleros). Me prefiero hoy.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, resuscitation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleangina
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleorder
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
huele a duda, viagra 40mg
a como serán las cosas, shop
las macroeconomías, las economías de escalas, los acuerdos entre paises que más que acuerdos son formas eclípticas de aceptar el sometimiento global, local y personal.

Porque nadie a mi edad dice a viva voz: “Prohibido prohibir“, “Si a los derechos humanos en China”, “No al racismo en europa” o “Si a la igualdad de educación en Chile” o donde quiera que estén estas causas?. Muy simple. Hemos firmado acuerdos que dentro de los acuerdos se ha indicado que las bocas y los ojos deben permanecer cerrados para que aumenten nuestros ingresos en promedio “per-cabeza”. El promedio es una tácticas hacia los ignorantes, ya que más que normales nuestras estadísticas huelen a curvas tipo chi-cuadrado.

Pero mi sillón con Ipod incluido es cómodo y mi terraza tiene un lindo pasto antes de llegar a la piscina. Nada de extraño, soy uno de esos que pudo estudiar y que por pura inconciencia y curiosidad de la vida siguió estudiando y estudiará hasta el día en que decida hacer otra cosa distinta. Nada en mi funciona por conveniencia, sólo por el principio de entretención: si estoy entretenido lo hago, y si me aburre rápido lo dejo. 

Hacer otra cosa diferente a un “status planis” puede ser peligroso. Ayudar a una causa como la de China o la de las ballenas puede ser peligroso. Tirar pintura roja en las embajadas de los paises que nos hacen el racismo puede ser más peligroso aún. También puede ser peligroso tener seguidores a ideas revolucionarias ya que seguro hipotecaría mi domingo de diario arlequín.

Debo decir que he hecho algunos esfuerzos por convocar  a mis conocidos en causa que considero justas, pero debo decir que mi fracaso también ha sido muy grande. La razón es simple y está en el hecho de que los de mi edad tienen  más pasado que futuro, más ganas de disfrutar lo que se ha obtenido (igual que yo). Todos hemos firmado los acuerdos internacionales y estamos todos de acuerdos en que “no nos embromen la cachimba” con cosas que pueden hacer cambiar el pasto entre la terraza y la linda piscina.

Me acuerdo de una película “Britannia Hospital” donde la reina muy sabia, para desarmar una huelga general de hospitales, en forma secreta ofrecia títulos reales a los máximos dirigentes sindicales. Debo reconocer, sin mucha verguenza (aceptando los dichos de mi gran amigo Apiolaza), que de alguna manera, me acepto así y sigo tocando la guitarra con ideales desde la terraza.

Sobre mis causas perdidas, ahora encuentro más eco entre mis estudiantes que entre mis amigos ex-revolucionarios. Esa responsabilidad me asusta pero me mantiene aún más vivo.

Que viva la vida y que siga esta fiesta gitana hasta cuando dure!

sois jeune
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, diagnosis
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleophthalmologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblecost
bajando lejos por estos mil cables de red estás tú. Leyendo mis palabras, escuchando mi grito y mis irracionalidades escritas a más de 64 bits por segundo.

Desde aquí te escribo y desde aquí te cuento sobre lo que no paso y sobre todo lo que está ocurriendo a mil iracionalidades más a nuestro alrededor. He preferido las bajas velocidad y para tí pedaleo a computadora 486, a WordStar a SuperCalc 4 y a comandos que solo tú sabrás interpretar como un lenguaje secreto preparado para una post guerra que por suerte jamás nos llegó.

Si, aquí estoy. Y en cada letra, en cada palabra, en cada simbolo binario congelo parte de mi tacto para que despierte frente a tus ojos cuando otra vez decidas buscar mis irracionalidades esgrimidas en estas ciber-páginas de noches de fin de semana.

Yo soy para tí todo lo hermoso que no pudo ser, pero que por otras irracionalidades existe grabado en algún recuerdo, en algún disco duro bajo estos hilos ópticos. Desde aquí te escribo, desde aquí me sueñas, desde aquí seguiremos juntos, en más y más irracionalidades como la de no saber cual es la historia que no pudimos contar por haber tomado el camino correcto.

Hoy el día me suena a papelografo café recien pintado con la fuerza que dá el tener 22 años al 1968, con la alegría de saber que volverás por estas páginas, que buscarás esos codigos de D.O.S. y 486 donde está escrito lo que no fué, pero que es igual de hermoso que muestra actual y simple realidad.
No he abandonado el barco. Sólo es una siesta en los camarotes de abajo llenos de humo.

Por estos días, side effects
dada mi obsesión por la calidad del aire en Santiago de Chile, me encontrarán en anisotropico.blogspot.com

H a s t a  l a  v i s t a  a m i g o s ! ! ! ! 

 
Antes de caer, order me verán con las banderas en las manos, herpes
tocando una flauta con las narices y bailando un blues bien apretado al cuello de una gitana.

Me verán silbando las clases del cha-cha-cha, masticando un choripán con chorizo de Chillán y comprando boletos para entrar a un café sin piernas.

Exponiendo mi último sermón (seguro que latenado sobre lo útil del web-mapping), sacando limones del árbol por que en la feria están muy caros y comiendo alcachofas a destajos hasta las últimas consecuencias.

O tirando monedas por los bautizados en otras religiones, subiendo un cerro esclerófilo en calcetines y comiendo completos dinámicos al cuadrado.

Si sigo por esta vía de cascadas y turbulencias, mi vida tomará nuevos ángulos y perspectivas. Prefiero leer el diario dominguero, barrer la terraza con la escoba de la cocina y comprar flores frescas en la feria para ella.

Si me sacan de mis casillas, ofrezco que nos arremanguemonos las camisas y que nos agarremonos a chopazos como si fueramos grandes hermanos!
Salimos de Santiago y nos perdimos los últimos discursos.

Hoy a lo lejos, physiotherapy
entre los cerros y árboles esclerófilos, capsule
sin luz y sin radio. Lluvia y nieve. 

Iluminados por velas a pedales, jugando bachillerato a cuenta de palabras extrañas. Bajando el cerro de noche camino al fondo de un negro río.

Hoy a lo lejos, estoy sentado muy cerca, del origen de tu humanidad.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleremedy
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblegynecologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblerecuperation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletadalafil adquirí seriedad en mi postura y claridad suficiente en mis ideas y voz como para ganarme el derecho a la cabecera de muchas mesa redondas, cuadradas o de cualquier geometría conocida.

Pero Facebook y su capa brillante pintada de bits y códigos XML, HTML, JAVA PHP hicieron volver a mi mis temores de otras vidas, otras arrancadas y otras caidas en cascadas de piruetas de circo sin animales.

Si, es así. La Web 2.0 de Facebook me tiró a la FACE mucho de lo que fui y que he (no)deseado olvidar antes del próximo milenio. Otra ves están en mi memoria calles oscuras iluminadas a faroles de auto, medios días en gris, inviernos mojados de vistas nítidas y humos de vapor de usinas de energía. Atravesábamos esos rincones sobre un FALCON 68 a velocidad de cámara lenta.

Dada la época, vestiamos abrigos largos de acantilado, bufandas infinitas y guantes sin uñas para acompañar tardes y noches interminables como temas de David Silvian al año 1980.

Eso me trae a presente Facebook y todos aquellos  seres extraños que estuvieron en pasados de jarana a lo fiesta de la Tirana y que nuevamente “quieren ser mis amigos”. Ahora todos, sin dejar a nadie a fuera, nos hemos transformado y mucho.

Ahora nos miramos desde la pantalla del computador y nos decimos “hola! estás igual!” y talvés, solo talvés podríamos tomar un café juntos.

La vida está muy entretenida hoy, pero igual espero intranquilo al nuevo Facebook que nos lleve a las nuevas andadas y encuentros del futuro.

Es decir, una suerte de circo neo-cibernético, con muchas piruetas y cascadas pero sin animales.
¡Jamas!

Soy un experto en nananear todas las canciones de moda, cost
desde 1952 hasta el 2008. Que sea inglés, online
francés, ampoule
aleman o griego, no es un problema.

¡Desde siempre! Nananeo de noche y nanaeo de día hasta caer en la inconciencia urbana.

Nananeo a 8, 16 24 y 32 bits, a 512, 1024 o 2084 rpm de Disco Duro. 

Los valses de Nueva Orleans y los blues Austríacos. Todos al ritmo del nananiiii nana naaaa. Ahhhhh pero tengo mis limitaciones culinarias: Y dale regetón, regetón regetón…. por favor NO! (Aúnque puedo cambiar fácilmente de opinión).

Esta habilidad maravillosa se la debo al sagrado espíritu de los bosques. Viento y pájaros nananean para que tengamos fotosíntesis mañana al amanecer.

Nananear es para mí como una marraqueta caliente al final de la jornada.
Cantabria. Alameda y Portugal.

Un refugio milenarista de batallas de antíguas épocas. Donde nos juntábamos a ratos y discutimos un poco sobre los últimos acontecimientos, try
los planes de pasado y donde cada bocanada de idea sonaba a infrarojo futuro.

Un refugio bit efectivo donde escondernos de las ordas de lagolieros que bajaban con raras tradiciones de cerros de ciudad.

Cantabria de romance, recipe
Cantabria de humor y de noticias tristes. La radio indica desde la muerte de un presidente hasta los cinco números ganadores de la lotería de mañana.

Muchos han partido, pero también muchos empiezan tu descubrimiento Americano.

Te saludos viejo Cantabria que tienes más vidas que gato oscuro de la noche!.

 
El otro día recordé un desafío a la gravedad. Venía un convoy de carretones bajando por calle Bellavista hacia La Vega. Pero no hablo de camiones o carretas tiradas a caballo. No, ambulance
no. Se trata de carretones tiradas a puro humano.

prescription
-70.635374&spn=0.005694, there
0.010396&z=17″>Esquina del convoy de carretones.

El piloto iba corriendo dando saltos como de ballet, largos y elegantes manteniendo un paso apurado. Esto era hasta que cambiaba el semáforo y uno veía el esfuerzo desesperado del carretonero tratando de parar, con pasos gigantes y cara angustiada. La inercia de una carreta cargada hasta más allá de lo razonable empujaba sin perdón. Al último momento el carretonero paraba con expresión de alivio. O no, y seguía cruzando con luz roja encomendándose a todos los santos para que los automóbiles alcanzaran a parar o esquivar al conductor y su carga de papas.

Carretonero en la Vega Central
Carretonero en pose estática (Foto de Rinax).

Internet es notoriamente escasa de carretoneros. Quizás llegó muy tarde y no puedo encontrar un registro en línea con imágenes de lo que trato de explicar—pobremente, lo sé. Si vés uno por favor dale mis saludos y dile que los extraño.

Hasta hace poco tiempo mi madre acostumbraba a decir que ella quería un organillero para su funeral, link
porque le traía recuerdos de infancia. Finalmente la convencimos de que iba a parecer película de Fellini, así que ella todavía continúa en la búsqueda del detalle perfecto (al menos por un tiempo más).

Organillero (Foto por gotto78).

Superdotado

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.
Quien lea el título de este post, website like this
automáticamente debe pensar en una situación absurda y angustiante como aquellas vividas en el proceso y en la metamorfosis.

Hoy se declaró una pre-emergencia ambiental en mi ciudad. Es decir el aire no da más de particulas y contaminación de industrias, autos y chimeneas otoñales. Esto llega todos los años el mes de mayo.

Lo peor es que nadie se quiere mover, nadie quiere hacer algo por esta abusrda situación en la ciudad. Sumo a esto, la agustia de la orden ministerial de no poder salir a hacer ejercicios por que puede colapsar de un “suacate” el corazon de pura contaminación.

Esta es mi imagen Kafkiana de hoy.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, troche
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblebuy information pills
así que mejor recurrimos a Leo Maslíah:


Queridos ciudadan@s: no os engañéis más!

Los tiempos de la (in)humana competencia, side effects
como bandera de principio, cialis sale
como bandera de medio y como bandera de fin han terminado.

Todo era un error!. Milton Friedman y sus amigos a chaquetones grises vivían en el error: más que competencia lo que existe en la naturaleza es colaboración. Cuantas ecuaciones mal formuladas, gerontologist
cuantos supuestos (como la normalidad en la naturaleza!) mal supuestos, cuantas hipótesis que deberemos rechazar se almacenarán en la historia!. Si amigos y grandes enemigos. No desvíen la vista de su senda.

Aquí, sobre esta testera, algunas evidencias del mar de lo diverso: peces que colaboran, plantas en la montaña que colaboran, pájaros en vuelo de bandada que colaboran, seres humanos en la catástrofe que colaboran. Eso ocurre en la naturaleza y eso es producto de la real selección (ya se que Darwin realizó su mayor esfuerzo…).

Un individuo por si solo no se perpetúa. dos individuos con sexo opuesto no traspasan la línea de los años, ni una población, ni un paisaje, ni un  ecosistema, ni un solo bioma existe sin la acción de colaboración. Así es. Crudo para Darwin, crudo para Friedman y bizarro para Kafka, pero así de simple es.

Ahora me río a carcajadas sentado frente a al jardín y a mi martillo rompe paradigmas. Que ingenuos somos al pensar que nuestros nuevos paradigmas serán los que cerrarán el portón de la historia. Suena una campana sabor a religión y lanzo fuerte mi martillo al cielo. Todo se congela borrando las miles de memorias a 8, 64, 256, 512, 1024 y 4098 bites escondidas en los bancos y almacenes de barrio.

Por las alcantarillas de la ciudad vemos pasar las cifras sacadas de ecuaciones a números complejos, los axiomas con los que crucificamos a tantos individuos, las erradas relaciones y pálidos datos con los que desterramos a los poetas (¿en que están pensando los consejeros de innovación al no querer invertir en poesía?).

En las hoguera de las fábricas vemos humear resultados de informes escritos sin gracia y conclusiones de reportes obsesionados con la teoría de la competencia (los de PRICE a 10 líneas por tronco de árbol están entre los peores…).

En los paradigmas transformados en obsesiones,

nunca algo parece ser lo que es,

nada lo es todo y

todo se nos hace la nada más finita posible.

Con las memorias ya borradas la fantastica idea de que “nada existe” se vuelve simplemente maravilloza.

A los caídos con esta verdad (a medias), les extiendo las manos. La izquierda y la derecha ya que juntas son una fuerza en 360°. A los heridos con mi palabra, les propongo la playa para secar rápido las pieles para que vuelvan también rápido a la caravana. El verano se acabará y tendremos pronto el frío y las primeras lluvias en tormentas de cambio global.

Ahora vengan todos a esta ladera y miremos juntos el paisaje y como todo en él finalmente se ordena. Nadie a empujado al otro y todos han conseguido su turno necesario para existir paralelo al tiempo.

A mis queridos ciudadanos: no olvidéis estas palabras ya que serán escuchadas cada vez más lejos en el espacio y el tiempo y cada vez con más fuerza.

A mis queridos ciudadanos: si, como si fuéramos un flujo de sangre que mueve a una especie milenaria.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, information pills
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibletry
podemos estar en desacuerdo con filosofías, drugstore
políticas, youth health
estrategias y creencias. Pero debe ser al descubierto, con la posibilidad de conversar y poner las cartas sobre la mesa.

Cuando silenciamos nuestras diferencias volvemos a un pasado del que es difícil sentirse orgulloso.

Conferencia de prensa (no transmitida) discutiendo el caso de documentalista Elena Varela.
En realidad yo:

Creo en la coperación más que en la competencia, tadalafil  creo más en el argumento pausado que en el grito, online  creo más en escuchar un tiempo que en hablar sin parar, en el respeto al turno de participación de cada uno, en la posibilidad de otra verdad distinta a la mía.

Aún que a ratos soy lo contrario a mis principios y a mi fin, si en esto creo.
Hoy, herpes
tarde en la mañana, this site
desperté pensando en el maestro y sobre que sería de su

Molino de viento
Molino de lamento
Molino de firmamento
Molino de descontento
Molino de cuento
Molino de aspaviento
Molino de rompimiento
Molino de sotavento
Molino de pensamiento
Molino de ideologíamiento
Molino de convertimiento
Molino de …….

Today, later in the morning,…
Era un devorador de libros, patient
particularmente de poesía chilena. No tenía mucho dinero, overweight
pero cuando algo había, cling de caja registradora y compraba algo que me llamaba la atención. Evitaba a las sombras de costumbre: Neruda, Mistral, Parra y Huidobro. Son autores tan poderosos que tienen efectos alelopáticos, consumen totalmente al lector, que queda escribiendo como ellos. Buscaba en librerías de usados, o librerías de consignación o en cualquier lugar que de repente tuviera menos comunes.

Era de cine-arte y teatro-arte y música-arte y casi cualquier actividad cultural con el sufijo -arte. Woody Allen era lo más popular que podía ver. Sabía la discografía completa de Spinetta. Estuve en funciones con quince personas, en locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar.

Participé con amigos en la búsqueda de las cervezas más baratas en Santiago. Y terminamos en bares de mala muerte, y clandestinos tomando unas cervezas en cajas de plástico, de esas que se usan para acarrear las botellas. En locales que daba miedo tocar las paredes; quizás qué podía uno agarrar… y me enfermé un par de veces.

Hoy leo mucho, pero pocos libros. No escucho, veo, miro mucho -arte. Algunas películas que valen la pena (Brodeuses o Everything is illuminated, por ejemplo), pero no muy seguido. No recuerdo la discografía de Spinetta, pero a veces todavía lo escucho. No busco cervezas baratas, porque me gusta disfrutar lo que bebo.

Quizás lo que sucede es que quiero ser yo. No un estereotipo, no el maharishi de que hago (como decía un amigo), yo. El ex yo era consecuente con lo que se suponía que tenía que disfrutar y buscar; consecuente hasta lo dolorosamente aburrido. El yo presente es una contradicción caminante, de gustos burgueses y debilidades vulgares, donde coexisten música de Chapman stick con Lucho Barrios (fase boleros). Me prefiero hoy.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, resuscitation
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleangina
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleorder
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleambulance
huele a duda, viagra 40mg
a como serán las cosas, shop
las macroeconomías, las economías de escalas, los acuerdos entre paises que más que acuerdos son formas eclípticas de aceptar el sometimiento global, local y personal.

Porque nadie a mi edad dice a viva voz: “Prohibido prohibir“, “Si a los derechos humanos en China”, “No al racismo en europa” o “Si a la igualdad de educación en Chile” o donde quiera que estén estas causas?. Muy simple. Hemos firmado acuerdos que dentro de los acuerdos se ha indicado que las bocas y los ojos deben permanecer cerrados para que aumenten nuestros ingresos en promedio “per-cabeza”. El promedio es una tácticas hacia los ignorantes, ya que más que normales nuestras estadísticas huelen a curvas tipo chi-cuadrado.

Pero mi sillón con Ipod incluido es cómodo y mi terraza tiene un lindo pasto antes de llegar a la piscina. Nada de extraño, soy uno de esos que pudo estudiar y que por pura inconciencia y curiosidad de la vida siguió estudiando y estudiará hasta el día en que decida hacer otra cosa distinta. Nada en mi funciona por conveniencia, sólo por el principio de entretención: si estoy entretenido lo hago, y si me aburre rápido lo dejo. 

Hacer otra cosa diferente a un “status planis” puede ser peligroso. Ayudar a una causa como la de China o la de las ballenas puede ser peligroso. Tirar pintura roja en las embajadas de los paises que nos hacen el racismo puede ser más peligroso aún. También puede ser peligroso tener seguidores a ideas revolucionarias ya que seguro hipotecaría mi domingo de diario arlequín.

Debo decir que he hecho algunos esfuerzos por convocar  a mis conocidos en causa que considero justas, pero debo decir que mi fracaso también ha sido muy grande. La razón es simple y está en el hecho de que los de mi edad tienen  más pasado que futuro, más ganas de disfrutar lo que se ha obtenido (igual que yo). Todos hemos firmado los acuerdos internacionales y estamos todos de acuerdos en que “no nos embromen la cachimba” con cosas que pueden hacer cambiar el pasto entre la terraza y la linda piscina.

Me acuerdo de una película “Britannia Hospital” donde la reina muy sabia, para desarmar una huelga general de hospitales, en forma secreta ofrecia títulos reales a los máximos dirigentes sindicales. Debo reconocer, sin mucha verguenza (aceptando los dichos de mi gran amigo Apiolaza), que de alguna manera, me acepto así y sigo tocando la guitarra con ideales desde la terraza.

Sobre mis causas perdidas, ahora encuentro más eco entre mis estudiantes que entre mis amigos ex-revolucionarios. Esa responsabilidad me asusta pero me mantiene aún más vivo.

Que viva la vida y que siga esta fiesta gitana hasta cuando dure!

sois jeune
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, diagnosis
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleophthalmologist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblecost
bajando lejos por estos mil cables de red estás tú. Leyendo mis palabras, escuchando mi grito y mis irracionalidades escritas a más de 64 bits por segundo.

Desde aquí te escribo y desde aquí te cuento sobre lo que no paso y sobre todo lo que está ocurriendo a mil iracionalidades más a nuestro alrededor. He preferido las bajas velocidad y para tí pedaleo a computadora 486, a WordStar a SuperCalc 4 y a comandos que solo tú sabrás interpretar como un lenguaje secreto preparado para una post guerra que por suerte jamás nos llegó.

Si, aquí estoy. Y en cada letra, en cada palabra, en cada simbolo binario congelo parte de mi tacto para que despierte frente a tus ojos cuando otra vez decidas buscar mis irracionalidades esgrimidas en estas ciber-páginas de noches de fin de semana.

Yo soy para tí todo lo hermoso que no pudo ser, pero que por otras irracionalidades existe grabado en algún recuerdo, en algún disco duro bajo estos hilos ópticos. Desde aquí te escribo, desde aquí me sueñas, desde aquí seguiremos juntos, en más y más irracionalidades como la de no saber cual es la historia que no pudimos contar por haber tomado el camino correcto.

Hoy el día me suena a papelografo café recien pintado con la fuerza que dá el tener 22 años al 1968, con la alegría de saber que volverás por estas páginas, que buscarás esos codigos de D.O.S. y 486 donde está escrito lo que no fué, pero que es igual de hermoso que muestra actual y simple realidad.
No he abandonado el barco. Sólo es una siesta en los camarotes de abajo llenos de humo.

Por estos días, side effects
dada mi obsesión por la calidad del aire en Santiago de Chile, me encontrarán en anisotropico.blogspot.com

H a s t a  l a  v i s t a  a m i g o s ! ! ! ! 

 
Antes de caer, order me verán con las banderas en las manos, herpes
tocando una flauta con las narices y bailando un blues bien apretado al cuello de una gitana.

Me verán silbando las clases del cha-cha-cha, masticando un choripán con chorizo de Chillán y comprando boletos para entrar a un café sin piernas.

Exponiendo mi último sermón (seguro que latenado sobre lo útil del web-mapping), sacando limones del árbol por que en la feria están muy caros y comiendo alcachofas a destajos hasta las últimas consecuencias.

O tirando monedas por los bautizados en otras religiones, subiendo un cerro esclerófilo en calcetines y comiendo completos dinámicos al cuadrado.

Si sigo por esta vía de cascadas y turbulencias, mi vida tomará nuevos ángulos y perspectivas. Prefiero leer el diario dominguero, barrer la terraza con la escoba de la cocina y comprar flores frescas en la feria para ella.

Si me sacan de mis casillas, ofrezco que nos arremanguemonos las camisas y que nos agarremonos a chopazos como si fueramos grandes hermanos!
Salimos de Santiago y nos perdimos los últimos discursos.

Hoy a lo lejos, physiotherapy
entre los cerros y árboles esclerófilos, capsule
sin luz y sin radio. Lluvia y nieve. 

Iluminados por velas a pedales, jugando bachillerato a cuenta de palabras extrañas. Bajando el cerro de noche camino al fondo de un negro río.

Hoy a lo lejos, estoy sentado muy cerca, del origen de tu humanidad.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, viagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleremedy
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible