A los márgenes de la cultura

Camino en un día tibio, que enerva a los habitantes de la ciudad laica por excelencia. “¿Cómo no tuvimos este tiempo durante las vacaciones y nos estamos cocinando de vuelta en la oficina?” piensan los oficinistas anónimos aplanando las veredas. Las vitrinas ofrecen dulces de Algeria, trajes de Kenia y burqas y niqabs de múltiples países de influencia arábica. Me siento cómodo en los márgenes e intersecciones de ciudad y cultura.

Mis hermanos negros y hermanas musulmanas flotan apurados subiendo cortinas metálicas cubiertas de graffiti. Avisos de Coca Cola pululan entre tarjetas que prometen conectarnos con alguna ciudad medio olvidada del norte de Africa—¿o sería Medio Oriente? (de esas que ocupan a lo más un párrafo en Lonely Planet pero que son el hogar de un millón de humanos).

Compré un pase de esos “panzada de museo”: todo lo que puede comer en materia de museos por cinco días. Y los cuadros, las estatuas, las momias robadas en campañas de guerra saltaban de las paredes. La cultura oficial es resguardada por los museos de caras blancas; la cultura viva supuraba de las esquinas de inmigrantes ilegales, de puestos con cachureos, de mestizos, mulatos, latinos y afros.

Choque de culturas, Babylon 5 en el medio de Paris. El extremismo conservador tiene repugnancia a la mezcla, a la posibilidad de tener amigos, novias, hijos sin la pureza apropiada. ¿Que diría Dios si pudiera hablar sin intermediarios? Quizás se mataría de la risa, dando cientos de caras diferentes a los fieles correspondientes. O quizás serían muchos dioses llenando un estadio de variaciones religiosas. O, tal vez, nadie o nada reiría porque no existe la entidad en cuestión.

Mientras tanto las escenas se repiten en Beirut, donde gente camina tomada de la mano—entre los mismos avisos de Coca Cola y tarjetas de llamadas baratos a las mismas ciudades olvidadas en el norte de Africa. Mis hermanos y hermanas siguen flotando apuradas creando cultura. Mezclando idiomas y comidas y riéndose de los mismos problemas, con los mismos oficinistas (con otra ropa) aplanando las veredas quejándose del calor.

La cultura nueva, mezclada y sabrosa la creamos a los márgenes de la cultura oficial de los museos. Cuando abrimos las mentes y nos reímos con nuestros hermanos negros y hermanas musulmanas.

(Este texto fue parcialmente escrito en septiembre de 2014, en el 11e arrondissement de Paris)

Mundos problema en el Centre Georges Pompidou.
Mundos problema en el Centre Georges Pompidou.

Así con la muerte

La muerte es un impresionante misterio

sobre la cual puedo buscar evidencias

solamente desde los espacios vivos.

La muerte es una contradición perpetua

detiene el rumbo de los días

acelerando el cambio de las estaciones.

Nada sabremos sobre ella

salvo que talves es una puerta

Hacia un espacio ya conocido.

Fonda y circo

¿Y yo? A veces todavía sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, nurse
cuarenta años después, sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, allergy
cuarenta años después, Sildenafil
sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, adiposity
cuarenta años después, sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, emergency
cuarenta años después, this site
sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, and
cuarenta años después, viagra approved
sueño con helicópteros.

P.S. Nueve horas atrás el video conectaba a YouTube, pero fue bajado. Quizás tengamos más suerte con Vimeo.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, what is ed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblehospital
el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso y relevante

” Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro”

Donde añoro que vuelvas a decirme, caminemos juntos.
De comentarios imbéciles, medicine
de palabras mal anudadas que solo sirven para llenar de ruidos las moradas electro configuradas.

De respuestas claudicadas a la razón que inflaman los televisores y nos hacen perder de vista las estrellas de la noche.

De imágenes basadas en lo obvio, advice donde el creador sigue los designios de la gran masa y la masa el perfume de sueños imposibles.

Ya no hay tiempo para caminar de noche/día.
Ya no hay tiempo para detenerse/seguir.
Ya no hay tiempo y no nos queda movimiento.

Pero poeta de este espacio. ¿Por que te quejas del tiempo?

¡Abyecto el poeta cibernético y su pluma de pedales a 4 bits!

¡Que borren su huella dactilar como castigo general!

Nadie se salvará de esta abyección general y de la muerte colectiva que les tengo preparada: a) por debajo de las mesas, b) entre los vidrios de las ventanas.

¡Atención a todos!

Solo los pájaros de la mañana podrán ser resucitados.

Añoro un paisaje diferente
Un espacio sin isotropias y calculos relevantes
Como un vuelo de pájáro perfecto sobre el mar.

Añoro un tiempo contradictorio
Sin presente ni pasado
Solo construido de destellos luminosos

Veo hacia el sol y veo salir miles de fotones polvorientos
Que traen entre sus ondas el pasado del universo, approved
Donde comenzamos esta historia.

Afuera, check
el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso y relevante.

Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro

Donde añoro que vuelvas a decirme, caminemos juntos.

Añoro un paisaje diferente
Un espacio sin isotropias y calculos relevantes
Como un vuelo de pájáro perfecto sobre el mar.

Añoro un tiempo contradictorio
Sin presente ni pasado
Solo construido de destellos luminosos

Veo hacia el sol y veo salir miles de fotones polvorientos
Que traen entre sus ondas el pasado del universo, dosage
Donde comenzamos esta historia.

Afuera, side effects
el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso e relevante.

Espacio finito de máquinas a vapor en el horizonte.

Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro donde añoro que vuelvas a decirme, respiremos juntos.

Me dijiste veo que todo está cambiando más rápido de lo previsto.

Estábamos solos en ese espacio de nuevas ideologías, emergency
thumb dogmas y preceptos refractarios.

Giro colgado a luminarias positivistas.

No se caminar con el verbo y ni con el cálculo
no se caminar con la sintonía de lo que está pasando afuera
no se caminar bajo nubes sin un para-rayos tornasol.

Solo quedémonos en silencio durante este momento
y miremos como el agua transparenta nuestros pies en el río
que nos obliga a bajarnos de los árboles amarrados al paisaje.

Vale la pena este momento
donde el agua sigue mojando este cuadrado de ciudad
donde lo que vive moja el aire y lo transforma en tormenta conocida.

Antes de salir de aquí
me dijiste: ponle llave a nuestra puerta,
y que el aire cuide los recuerdos que todavía flota fresco.

Añoro un paisaje diferente
Un espacio sin isotropias y calculos relevantes
Como un vuelo de pájáro perfecto sobre el mar.

Añoro un tiempo contradictorio
Sin presente ni pasado
Solo construido de destellos luminosos.

Veo hacia el sol y veo salir miles de fotones polvorientos
Que traen entre sus ondas el pasado del universo, stuff
Donde fue que comenzamos esta historia.

Afuera, el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso e relevante.

Espacio finito de máquinas a vapor en el horizonte:

Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro.

Donde añoro que vuelvas a decirme, respiremos nuevamentes.

Me dijiste veo que todo está cambiando más rápido de lo previsto
Estábamos solos en ese espacio de nuevas ideologías, website like this
dogmas y preceptos.

No se caminar con el verbo
No se caminar con la sintonía de lo que está pasando afuera
No se caminar bajo luces sin usar mis más modernos lentes a sol.

Solo quedémonos en silencio durante este momento
Y miremos con el agua transparenta nuestros pies en el río
Al lado de los árboles amarrados al paisaje.

Vale la pena este momento
Donde el agua sigue mojando este cuadrado de ciudad
Donde lo que vive moja el aire y las paredes de mi cuerpo

Antes de salir de aquí
Me dijiste ponle llave a la puerta,
y que los recuerdos cuiden el aire que flota fresco.

Pan: las fondas son nuestra Roma de bacanales, discount tomar y comer hasta reventar, information pills
olvidar por un momento lo efímero y lo eterno, olvidarlo todo por un anticucho. Danzas rituales, cumbias explosivas ahogando toda competencia, porque tocamos nuestros dioses bailando cumbia con un anticucho en la mano y un vaso de pipeño en la otra.

Circo: Don Francisco jugando Pong, Martín Vargas sacándole (¿o fue sacándose) la cresta a combos, el ñato chileno que más se parecía a Charles Bronson, el Tiburón Contreras engrasado para sobrevivir sus hipotérmicas aventuras. Las bacanales de septiembre interrumpidas por un camión desbocado, aplastando comensales; pero fue una fonda nomás.

De ahí seguimos celebrando con pan y circo tapando el horror, fondas de la Asunción, fondas de la confesión, fondas de la absolución colectiva, fondas de revelación cuma, versión sudaca de Roma licensiosa. Fondas del olvido.

Igualito.
Igualito.

Antes de salir de aquí

¿Y yo? A veces todavía sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, nurse
cuarenta años después, sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, allergy
cuarenta años después, Sildenafil
sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, adiposity
cuarenta años después, sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, emergency
cuarenta años después, this site
sueño con helicópteros.

¿Y yo? A veces, and
cuarenta años después, viagra approved
sueño con helicópteros.

P.S. Nueve horas atrás el video conectaba a YouTube, pero fue bajado. Quizás tengamos más suerte con Vimeo.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, what is ed
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetiblehospital
el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso y relevante

” Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro”

Donde añoro que vuelvas a decirme, caminemos juntos.
De comentarios imbéciles, medicine
de palabras mal anudadas que solo sirven para llenar de ruidos las moradas electro configuradas.

De respuestas claudicadas a la razón que inflaman los televisores y nos hacen perder de vista las estrellas de la noche.

De imágenes basadas en lo obvio, advice donde el creador sigue los designios de la gran masa y la masa el perfume de sueños imposibles.

Ya no hay tiempo para caminar de noche/día.
Ya no hay tiempo para detenerse/seguir.
Ya no hay tiempo y no nos queda movimiento.

Pero poeta de este espacio. ¿Por que te quejas del tiempo?

¡Abyecto el poeta cibernético y su pluma de pedales a 4 bits!

¡Que borren su huella dactilar como castigo general!

Nadie se salvará de esta abyección general y de la muerte colectiva que les tengo preparada: a) por debajo de las mesas, b) entre los vidrios de las ventanas.

¡Atención a todos!

Solo los pájaros de la mañana podrán ser resucitados.

Añoro un paisaje diferente
Un espacio sin isotropias y calculos relevantes
Como un vuelo de pájáro perfecto sobre el mar.

Añoro un tiempo contradictorio
Sin presente ni pasado
Solo construido de destellos luminosos

Veo hacia el sol y veo salir miles de fotones polvorientos
Que traen entre sus ondas el pasado del universo, approved
Donde comenzamos esta historia.

Afuera, check
el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso y relevante.

Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro

Donde añoro que vuelvas a decirme, caminemos juntos.

Añoro un paisaje diferente
Un espacio sin isotropias y calculos relevantes
Como un vuelo de pájáro perfecto sobre el mar.

Añoro un tiempo contradictorio
Sin presente ni pasado
Solo construido de destellos luminosos

Veo hacia el sol y veo salir miles de fotones polvorientos
Que traen entre sus ondas el pasado del universo, dosage
Donde comenzamos esta historia.

Afuera, side effects
el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso e relevante.

Espacio finito de máquinas a vapor en el horizonte.

Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro donde añoro que vuelvas a decirme, respiremos juntos.

Me dijiste veo que todo está cambiando más rápido de lo previsto.

Estábamos solos en ese espacio de nuevas ideologías, emergency
thumb dogmas y preceptos refractarios.

Giro colgado a luminarias positivistas.

No se caminar con el verbo y ni con el cálculo
no se caminar con la sintonía de lo que está pasando afuera
no se caminar bajo nubes sin un para-rayos tornasol.

Solo quedémonos en silencio durante este momento
y miremos como el agua transparenta nuestros pies en el río
que nos obliga a bajarnos de los árboles amarrados al paisaje.

Vale la pena este momento
donde el agua sigue mojando este cuadrado de ciudad
donde lo que vive moja el aire y lo transforma en tormenta conocida.

Antes de salir de aquí
me dijiste: ponle llave a nuestra puerta,
y que el aire cuide los recuerdos que todavía flota fresco.

Añoro

A la entrada de los sueños esta el descanso.

Como una boca que se transforma en un largo beso casual e inesperado.

Solo los dioses lo saben. Es el descanso Ecuatorial que llega  a los pies desde las aguas de un mar en invierno aumentado.

Vienen entonces los sueños y se posan sobre mis hombros  a espacios milenarios.
Añoro un paisaje diferente
un espacio sin isotropias y cálculos relevantes
como un vuelo de pájaro perfecto sobre el mar.

Añoro un tiempo contradictorio
sin presente ni pasado
solo construido de destellos luminosos.

Veo hacia el sol y miro la salida de miles de fotones polvorientos

que traen entre sus siluetas el pasado del universo, pills

donde fue que comenzamos esta historia.

Afuera, el agua cae con cargo a la conciencia de este momento inconcluso y relevante.

Espacio finito de máquinas a vapor en el horizonte:

Al futuro, al posterior futuro, al más halla futuro

donde añoro que vuelvas a decirme,

respira tranquilo tranquilo nuevamente.

El descanso

A la entrada de los sueños esta el descanso.

Como una boca que se transforma en un largo beso casual e inesperado.

Solo los dioses lo saben:

Es el descanso Ecuatorial que llega  a los pies desde las aguas de un mar en invierno aumentado

Vienen entonces los sueños que se posan sobre mis hombros  a espacios milenarios.

A la distancia máxima

A la entrada de los sueños esta el descanso.

Como una boca que se transforma en un largo beso casual e inesperado.

Solo los dioses lo saben:

Es el descanso Ecuatorial que llega  a los pies desde las aguas de un mar en invierno aumentado

Vienen entonces los sueños que se posan sobre mis hombros  a espacios milenarios.

Como un desierto que se cree bosque, como un bosque que quisiera volver a ser desierto.

Nada más extenso, nada más simple.

Solo una miranda.

Castañas

Anónimo dejó las castañas en el asiento del parque
curiosamente formó una familia en la lluvia
una por una, try recogió las castañas
con la mano del gato
una para ti, dos para mi
con mano de gato mojado en llovizna frontal
esa que dura por semanas.

Anónimo abandonó las castañas del gato.

Las castañas del gato (Foto: Luis).
Las castañas del gato (Foto: Luis).

Duele de frío

Hay días en que el aire duele de frío, buy cialis corta como vidrio y se siente (realmente) el silencio. Volando en bicicleta desde el trabajo me detuve ante la composición verde brillante. Una de las ventajas de usar un computador pequeño es que queda espacio en la mochila para llevar otros accesorios: cámara compacta, discount grabadora digital, micrófonos y cachureos varios.

Al final de un día cualquiera de abril paré la bicicleta, rescaté la cámara de un bolsillo, ajusté la velocidad del obturador y click, grabé el aire frío rodeado de nubes extrañas. ¿Después? Seguí pedaleando.

El aire dolía de transparente.
El aire dolía de transparente.