Categories
Miradas New Zealand

De cerca un bosque helado

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleviagra
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleview cubierto de hielo, viagra
frágil como suspiro. De lejos es césped,
verde pálido lleno de cristales porque fue una noche fría: tres bajo cero otoñal.

Las huellas delatan un gato apurado, una presa sorprendida y, minutos mas tarde, mis pasos persiguiendo un autobus que ya parte. No hay vuelta que darle, se llama otoño pero el frío dice otra cosa; cala los huesos como invierno del sur. Las chimeneas tosen su hollín y ya sé que falta: un vaso de navegado, de ese que compone el alma.

Lista de compras: vino tinto, naranjas, clavo de olor, etc.

Categories
Fotos New Zealand

Barcos flotantes

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.
Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, Hemophilia
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleY te busco en vano
porque ya llegué al límite:
¿Quién dijo que las palabras pueden expresar
lo que flota en mi cabeza?
Trifulca,
ailment confusa, bella, espasmo.

El silencio opaca el brillo de la noche.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, therapist
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetible

Categories
Humor Miradas New Zealand

Estaciones: invierno

Ya no pienses en un viento interminable o en una tormenta de nieve bajo un plano de noche de seis meses de latitud y longitud.

Ahora este el un sueño Ártico:

correr sin zapatos (sobre movedizos hielos de primavera) / tiene como premio / una orilla de 194.000 gansos / gritando en mayo / la entrada de los próximos seis meses de día.

Final del sueño Ártico => planeta verde hirviendo a la velocidad de una cacerola galáctica.

El instante mismo en que una pizarra blanca es atravezada por un plumón negro, infertility
sin dirección lógica, order
se transforma automáticamente en un espacio prohibido.

Ese es el mismo instante en que una atmósfera de septiembre es cortada por la fumarola de un jet comercial, sin dirección lógica, y transformada en un cielo prohibido.

Es difícil descubrir el ritmo natural de los acontecimientos, weight loss
pero hay momentos de extrema lucidez en que el azar no existe, buy sólo hay causalidades que se arrastran por años. Se denomina sincronía al hecho de cruzar un puente en Valdivia, mientras un pelícano pasa planeando a ras del agua, totalmente extendido de alas configurando una composición perfecta. El suceso pasa a ser plus-sincrónico si la composición se repite en Taipei, con una golondrina y un campesino chino lejos de su amada.

It is hard to stop

Estamos frente a una hipersincronía si se añade la caída en espiral de una hoja, con una gota de humedad que estalla en el piso y numerosas, quizás ilimitadas, coincidencias (sincronías) repetidas en forma idéntica o imagen especular, en la ribera de ambos ríos cruzados por sendos puentes.

Un suceso es asincrónico si es único, irrepetibleprosthetic
a la derecha de la gran cordillera de otoño.

Pájaro cuadrado de vuelo en retorno al norte que viajas sobre una carretera de circulo de radio infinito.

Pájaro cuadrado de plumas tornasol y pico de aluminio listo para romper frutos de metales preciosos.

Pájaro cuadrado que comes sobre el lomo de elefantes furiosos que gritan en la cocina.

Eres una luz penetrante sobre un espacio plano de cordillera proyectada!

Eres un ícono de vuelo ruidoso a micro ondas!

Aquí en mi mano azul te dejo los alimentos fundamentales convertidos en tú bio-combustible!

Aquí en mis ojos abiertos ultravioletas esta el agua útil para llenar tú cuenca de montaña!

Mi pájaro cuadrado que anidas doblado bajo mi cama…duerme tranquilo gran amigo que solo yo te puedo despertar.
Nuevamente, shop
las definiciones son arbitrarias. Invierno supuestamente empieza el 21 de Junio (o el primero de Junio en paises de habla inglesa). Propuesta: la fecha exacta es un asunto de mierda.

La primera vez que uno entra al baño y el frio muerde, la primera vez que uno duda de sentarse a leer algo en la taza — porque arriesga congelamiento de presas — es el comienzo del invierno.

Quizás se deba a la ausencia en Wellington, cuando la casa estuvo vacía (y sin calefacción) por tres días, pero tres grados en el baño es contrario a la declaración de derechos humanos.

Categories
Miradas New Zealand

Paraíso urbano

Me pagan por pensar, por descubrir, por inventar cosas extrañas. En sí, no es un mal trato: un sueldo por hacer algo que me gusta. Sin embargo tiene sus desventajas, en que me cuesta desconectarme de estar siempre pensando; mi parte obsesiva domina y eso cansa. Entra el paraíso urbano: el patio de la casa. El terreno de la casa es pequeño (500 m2), pero hay partes que me fascinan, particularmente el rincón de hierbas.

Cuatro tipos de menta, cedrón, tomillo, toronjil, orégano, romero… Uno de los placeres de la vida es regar ese rincón, tocar las hojas y sentir los olores penetrantes. Ver como las plantas crecen y cubren poco a poco más terreno. Ver los pajaros que vienen de visita, pasear a la sombra del Ake Ake.

P.S. Marcela planta las hierbas, yo sólo las riego.

Categories
Miradas New Zealand

Autobuses

A pesar de mis mejores intentos ciclísticos, hay veces que no es posible utilizar el furioso biciclo. Por ejemplo, este mes estoy haciendo clases tres días a la semana, lo que implica un cambio de vestuario. No, no estamos hablando de chaqueta y corbata, pero de camisa decente y pantalones largos limpios. Debo reconocer que en ocasiones me da flojera, y en vez de cambiarme de ropa despues de bicicletear, simplemente tomo un autobús.

Ah, el homo santiaguensis tirita al pensar en autobuses y Transantiago. Sin embargo, yo estoy hablando de autobuses que pasan a la hora, con choferes que no andan a escupitajos con los pasajeros y sin cumbia desenfrenada mientras compiten con otro recorrido. En general, me refiero a la version típica, aburrida, anglosajona de chofer de autobús (de la que hay excepciones, por cierto).

Como en todas partes, uno podría hacer una tesis de doctorado estudiando el transporte público. Pero esto es un blog, así que los comentarios de carácter sociológico se limitan a un párrafo. En resúmen, la hora es de crucial importancia. Generalmente tomo un autobús a las 7:20, 7:50 u 8:20. ¿Pueden detectar la serie? Los autobuses pasan cada media hora. El de las 7:20 es de gente que va al trabajo, el de las 7:50 rebalsa estudiantes y el de las 8:20 es de gente que entra a trabajar un poco más tarde. Los de las 7:20 y 8:20 on también de immigrantes. El otro día creo que había solamente un kiwi (persona nativa de NZ) en todo el vehículo; el resto eramos una muestra de las Naciones Unidas, con un sesgo por países asiáticos. El de las 7:50 es un poco menos multicultural, pero todavía hay una buena cantidad de estudiantes que claramente vienen de otra parte: chinos y japoneses abundan.

Cualquiera sea la hora yo contribuyo al aspecto internacional de ‘la máquina’. Mi uniforme está conformado por mi fiel bolso de cuero (con un par de libros y el macbook pro), algo para leer (usualmente The Economist) y una bolsa plástica que — con total carencia de elegancia — lleva mi almuerzo. Lo que no extraño son los vendedores ambulantes porque aquí no hay ‘señoras y señores pasajeros…’ Tiempo promedio en mi viaje: 13 minutos.

Categories
Comunicación Fotos Humor Miradas New Zealand

La oficina de tren de carga

Después del artículo anterior el lector puede haber quedado con la idea de que somos algún tipo de pasquín verde, que pasa todo tipo de prueba ecológica. Sí, tenemos algunas virtudes, incluyendo que nuestro web site hosting es ‘carbon neutral’ (compran créditos de carbono o algo similar). Pero ustedes no han visto la oficina central de ‘Tren de Carga’. Gastamos una buena cantidad de kilos de carbón para mantenerla en movimiento y el fogón produce un calor digno de calentamiento global.

Nuestro sistema de comunicaciones es eficiente, banda ancha, pero con un toque clásico. Nada es plástico y no hay pantallas que estorben, sólo algunos diales, perillas que producen un nivel masculino de ‘tactile feedback’. Acero puro, forjado en Detroit: hoy en día uno ya no puede comprar oficinas como esta.

Categories
Humor Miradas New Zealand

Gélido en bicicleta

La temperatura es 0.1 grados Celsius y voy pedaleando a trabajar. Es uno de mis gustos: cuatro coma cincuenta y seis kilómetros o entre once y quince minutos dependiendo del viento. El otro día descubrí que soy parte del 6 por ciento de gente en Christchurch que viaja en bicicleta al trabajo y estoy orgulloso de eso. Da tiempo para pensar y sorprenderse, de ver un par de barrios a otro paso, de hacer un poco de ejercicio, de ahorrar un poco de dinero, de reducir mi uso de energía y aliviar mi impacto sobre el ambiente. Mata una bandada de pájaros de un solo piedrazo.

Estamos en primavera y uno esperaría que la temperatura fuera más cortés con los ciclistas. Sin embargo, la definición de primavera es tajante: empieza el primero de Septiembre — fácil de recordar y no cambia — y que se vayan a la cresta los equinoccios. Viene sin garantías, y no hay a quién reclamarle que las sendas en el parque tenían escarcha y que el pasto se veía cubierto de cristales blancos que seguían las formas de las copas de los árboles. El sol ya había derretido el resto.

Pero ciclista preparado vale por dos. El equipo es simple:

  • Giant Innova negra con 27 cambios (versión para commuting), un par de panniers (bolsos que van atrás en la parrilla) y todo tipo de luces parpadeantes adelante y atrás.
  • Pantalones de ciclismo — de esos que llevan otro short encima, no es cosa de verse como Nureyev — para proteger el trasero y otras partes pudendas.
  • Un gorro delgadísimo de lana merino que va bajo el casco, para no terminar con el cerebro congelado.
  • Un pullover de polartec 100, liviano porque despues uno entra en calor, cubierto con una chaqueta de algo parecido al Goretex, pero más barato.
  • En las tardes le sumo una de esas chaquetas color naranja, con franjas reflectantes, como las de obreros de construcción o vialidad. En realidad no como, son las mismas chaquetas. Baratas y visibles hasta el dolor de ojos. Todo sea por no terminar con otro vehículo encima.

Hoy fue un buen día, con sólo doce minutos de viaje (poco viento), un sólo semáforo y nadie pasando con un automóvil a cinco centímetros de mi manubrio. Día con un sentimiento de libertad en que todo calza al mirar las casas pasar lentamente a mi lado. A pesar de la baja temperatura — o quizás por eso mismo — llegué con el espíritu alto a mi oficina, a inventar cosas extrañas y a pensar ideas diferentes.