Categories
Lenguaje Miradas

Escenario A1

Salto de la cama y corro las cortinas de la pieza.

Denso desnudo me aplaude un grupo de señoras que toma el té en mi terraza.

Denso desnudo les digo: no os confundais con este cielo despejado ya que en ultra violeta es un cielo criminal!

Retorno a mi cama inflamable a seguir con mi siesta de macro-profeta.

Categories
Lenguaje Miradas

Pensando en Beta

Caramba! esto está canijo….

Lo del calentamiento, global, globular glocio-normal, etc.

28° celcius en un dato, pero 28 ° celcius en abril es información.

10 mm es un dato, pero 10 mm en mayo es más información.

Es un outlier si ocurrió ayer. Es tendencia si tengo que caminar en polera durante los próximos 100 otoños de mi vida.

Caramba! esto está canijo…

Vayan ustedes a saber!. Dato en 3D no es lo mismo que información al cubo.

Categories
Miradas

Extraño verano a baja frecuencia (II)

Mi idea de dejar la PID partió el 13 de diciembre de 2006 a las 19 hrs. Este día parecía ser un miércoles cualquiera, un poco metálico por las nubes y humedad que cubría la ciudad, por mi empeorada relación con mi pareja y por los últimos cuestionamientos al equipo de seguridad de carreteras del cual soy parte. En fin, sin grandes novedades.

Suena el teléfono y nos informan de una brutal colisión entre un bus que llevaba a un grupo de adherentes del candidato presidencial Omar Gacitúa Mendez (OGM) que volvía de una gira de dos semanas por el sur de la patria y un camión cargado de muñecas Baby Duly que son la última atracción navideña. Como es debido, luego de aceptar el código que da paso a nuestra salida, Rafael Guevara Berrios (RGB) y yo fuimos asignados a este caso.

La rutina dada por el duro protocolo de la DIP más un día nublado en diciembre y mis problemas personales solo me hacian pensar que sería un caso más entre 200 y que serviría para distraerme un poco.

– ¿Supiste cuántos muertos y heridos tenemos ? – me preguntó RGB.

– Ni idea, cosa que a estas alturas ya no me interesaba.

– ¡Recuerda que la última vez terminamos barriendo de sangre y mermelada la carretera y vomitando ese olor a fruta podrida en exceso que salia por todos lados!

– No puedo imaginar qué nos tocará contemplar con un camión repleto de muñecas Baby Duly entre medio- le dije.

Nuestro trabajo dentro de todo es simple. Es decir, llegamos depués que el humo, el fuego y los gritos ya está medios controlados y medimos lo que vemos. Es decir la dimensión de la catástrofe. Número de cuerpos enteros, miembros destrozados, fierros doblados como velas, bolsos y ropa desperdigados por todos lados, testigos, pintura, comida y bebidas, etc. Todo para saber, saber qué pasó y qué fué lo que se confabuló para dar paso a estos minutos de infierno.

 – Esta vez partiremos en helicóptero – me dice RGB, ya que nuestro epicentro fue a 500 km al sur, sobre un puente a tajo abierto.

– Déjame dormir un poco – le comento y trato de hacer un paréntesis y recordar mis últimas vacaciones en la playa junto a Amalia mi hija.

Categories
Miradas

Extraño verano a baja frecuencia (I)

Dejé mi puesto de detective de la PID hace algunos días. -¿Cansado?, ¿jubilado?, ¿Echado de un puesto de 20 años? ¿De un puesto a comportamiento intachable de investigador de accidentes de carretera?. No, nada de eso.

Sólo dejé mi vida de la DPI por mi fatiga y mi rabia de no poder resolver algunos peculiares casos de accidentes de transito. Derrumbe de fierros en cámara rápida como caja de puzzle tirada al piso. Lo mío no eran cualquier accidente, como choque de viejecitas de supermercado o de cobro de pólizas de seguro de gerentes agobiados por sus deudas. Era la carretera profunda, húmeda, ciega y sin visiones ni compaciones.

Lo mio eran los accidentes. Volcamientos, atropellos, colisiones múltiples…todas al límite de lo permitido, es decir 120, 140, 200  km por hora. Imaginen muchos fierros retorcidos , peluches, malestas de viajes, libros y sobre todo recuerdos he ilusiones repartidos por todos lados. Bultos de miles de formas, tamaños y composiciones, cuerpos, sangre, tristezas, dolores….todo eso, cada día o noche, pero un trabajo de fin y sin muchos principios.

Ese era yo. Detective Gerardo Andrade de la PID, 190-7 carreteras y misceláneos graves, sí, sobre todo muy graves.

Categories
Comunicación Miradas

Obama / un amanecer en la carretera camino al sur

Ayer todos (o casi todos) giramos a la coordenada del Capitolio. Mr. Barack Obama juraba como presidente.

Dos millones de personas en el parque Hall de los museos, dos mil millones de televisores mirando este “sí juro”.

¿Por qué tanto interés? ¿Por qué tanta atención? La respuesta es simple: somos seres humanos y en nuestra base esencia necesitamos tener esperanza.

Sólo eso. Esperanza. Miles de diferentes esperanzas, nombradas de muchas formas, modos y sonidos. Esperanza que indica que nos hemos dado una nueva oportunidad de lo que sea, pero oportunidad.

Hoy, lo más cercano a esta idea, es un amanecer en la carretera camino al sur de Chile.

Llevo varias horas de viaje en la noche, comienza nuevamente luz y tenemos todo un día más por recorrer.

– Termino mi café, y retomo mi viaje –

Categories
Chile Lenguaje

Orbis vitae

Pude imaginar a un hombre pájaro brillante pasar entre espejos de altos edificios, como una sombra de eclipse.

Pude imaginar a ese hombre pájaro, brillante, tocar uno de ellos y multiplicarse como líquido derramado en un vaso lleno.

Pude imaginar una nave colosal que se desplaza por las grandes avenida tirada por seres casi-humanos en una búsqueda frenética.

Pude imaginar visiones proyectadas sobre los vidrios de los edificios como mensajes eléctricos solo de lo posible.

Esto lo pude imaginar.

Esto está en mi cerebro como otras ecuaciones, como otras rutinas de programas, como otros paisajes de bosques y pájaros, como una pelicula a las 3 de la mañana.

Como una nueva liberación de lo urbano.

Como un cambio de escalas espaciales y temporales.

Esto lo puede imaginar.

PD: Pasar el tiempo I a V, Orbis vitae 

Categories
Miradas Uncategorized

Re:Hola Marcelo

Gracias gran amigo mío!

Aquí tratando de organizar la vida, cosa que ya me lleva 43 años.

Como bien has dicho, puede que vengan días, semanas o meses más ocupados, casi desaparecido, pero siempre en la orilla desafiando la resaca.

Sobre los árboles urbano…la cosa va con todo!

Necesitaré ayuda.

Un abrazo de piedra para ti!

Legris.

Categories
Lenguaje Miradas

Y los cantos de pájaros?

Muchos se sorprenden por el canto de los pájaros en la tarde. Poetas, escritores, antropólogos, muchos.

Se les atribuyen designios indecifrables, pseudo-voces que rondan en los jardines como mensajes escondidos en una botella, coros gritos de dolor y de sangre.

¡Nada más errado que esas ideas de poetas! Aúnque siempre me he declarado poeta, esta vez son ideas que se deslizan en el verbo, en el no saber mirar o mirar desde lo inútilmente humano.

Y bueno, qué son entonces esos cantos de pájaros en la tarde o a minutos de un desvelado amanecer?

Solo son eso…cantos de pájaros, cantos de criaturas maravillosas, como los árboles y el viento es sus copas que forman los bosques. Como los seres humanos aún niños que conservan eso de ser criaturas maravillosas al igual que todo en la naturaleza.

Eso es, naturaleza. Sin más explicación que naturaleza compleja, agreste, suave, tímida e intrépida. Naturaleza, a pequeña escala, a escala de insectos, de pájaros, de seres humanos, de bosques, de manglares, de planetas, de galaxias, de universos.

Donde vivimos tú y yo. A distancias infinitas entre tú y yo, pero acotadas por el movimiento de rotación terrestre.

No domino el lenguaje de forma apropiada y mis horas no han sido atravesadas por la muerte fulminante. Eso me hace afortunado o un ingenuo.

Silencio! Es hora de sentarse en la terraza y esperar que comience otra vez la noche plagada de cantos de pájaros.

Silencio! Es hora de dejar tranquilo al poeta herido en sus alas por una muerte fulminante. 

Categories
Chile Lenguaje Miradas

Un cuchillo enterrado en la esquina de la mesa

En realidad nada a cambiado mucho aquí. El que ha cambiado eres tú…—me dijo mi abuela cuando volví de 4 años de un intelectual retiro—.

Aquí nada avanza con el tiempo. Sólo ocurren cosas. A ratos nos dan mucha risa y a ratos lloramos tipo Teletón.

El tiempo lo inventaron otros, los que inventaron el espejo, el peinador automático, el perfume y la televisión. Nosotros no hemos inventado nada, así que eso del tiempo nos tiene sin cuidado.

Dicen que me morí a los 99 años en una clínica de Santiago, pero no es verdad. Nada ha cambiado y tú has vuelto y sigues rastrillando la tierra del jardín como lo hacías antes. Echas de menos las salidas a la playa y la voz de tu padre que te llama bajo un volantín en el Cajón del Maipo.

¿Viste esa película “El día de la Marmota? Supe que la viste en castellano, en inglés y francés. ¿Cómo es que hablas y escribes en tres lenguas, lees en otras cuatro y tienes tan mala ortografía? ¡Ves! nada ha cambiado. Arrastras tu déficit atencional y se lo has heredado a los que te siguen.

Incluso, aun que no lo creas, aquí vivimos y somos tu ficción. Somos el SYNCO, el otro lado de la pantalla, lo que para ti por suerte no fue, los párrafos pseudo-poéticos, la largada de carrera gitana, la caravana asfáltica de la Tirana. Todas esas cosas que tú en tus cuatro años de ausencia no quisiste ser.

Como ves, nada ha cambiado y gracias a mí piensas esas cosas esféricamente increíbles.

Vamos hijito mío, traiga el agua caliente y sigamos este mate 2.0 que perfuma a chachacoma cibernética.

Categories
Miradas

Incertidumbre o una mirada incompleta al universo

No quiero parecer majadero, pero esto de la incertidumbre me da vueltas.

Hace un tiempo cuando estudiaba mi doctorado tomé un curso de “propagación del error en rrnn” donde en base a una búsqueda bibliográfica había que definir que es la incertidumbre.

Visité puntos de vista físicos, matemáticos, filosóficos, sociales, pero de todos ellos hay uno que todavía me da vueltas.

Básicamente la incertidumbre existe por nuestra incapacidad como especie (o ser viviente) de percibir “el todo o un todo” globalmente. Solo poseemos la visión, el tacto, el oido, el gusto y el olfato para hacernos una idea de nuestro entorno. Solo un 2% del ser humano está dedicado a esta labor de los sentidos. El resto a procesos internos de nuestra propia biología.

Con esta poca información, nuestro cerebro logra hacer una idea, modela e idealiza nuestro universo, pero la distancia entre este modelo humano y lo real es desconocida o es incertidumbre. Por ejemplo, los astrofísicos dan por conocido solo un 25% del universo y el resto (75%) es materia oscura no conocida. Los ingenieros forestales modelan el crecimiento de los árboles pero con aproximaciones cercanas a 10 o 30% de lo real.

A través del tiempo, hemos creado nuevas máquinas y sensores para poder complementar nuestros sentidos, pero simpre sigue presente la incertidumbre en el ser humano. Sensores electromagnéticos en longitudes de ondas fuera de rango humano son los preferidos (térmicos, rayos X, radar, radio, etc).

Cundo la incertidumbre sobrepasa nuestros sentidos y sobre todo a nuestro conocimiento, idealizaciones o modelo del universo, ella se transforma en miedo. Miedo humano que nace por la activación de los sentidos para tener más información y así controlar lo incierto.

Los grandes descubridores vivían a diario con incertidumbre asociada a sus viajes. Para ello, sus naves debían ser ligeras, el equipaje liviano y el alimento lo fundamental o básico. ¡Qué más incertidumbre que esos grandes viajes de descubrimiento de nuevos mundos, con nuevos seres humanos y nuevas especies!

Hoy vivimos bajo incertidumbres contínuas y contradictoriamente hemos sido educados para desenvolvernos en lo cierto, lo concreto y demostrable (es decir nuestro modelo e idealizaciones del universo). Nada se nos enseña en relación a como integrar esta falta de conocimiento de lo real a nuestra vida y modelos. Es decir, son pocos los que pueden construir espacios y situaciones desconocidas. A ellos se les llama pintores o simplemente poetas. 

La sociedad y los seres humanos estamos cada día más amarrados a nuestras pocas certezas materiales y de las ideas, lo cual, frente a pequeñas variaciones de lo cierto, genera incertidumbre expresada por los sentidos en miedo.

Algo debemos cambiar entonces. algo que no se que es pero es cierto.